Blogia
e l C a r a c o l

¿Y QUE OCURRE ALLÍ DONDE NO HAY INMIGRACIÓN? REFUTACION A UNA DUDA RAZONABLE

¿Y QUE OCURRE ALLÍ DONDE NO HAY INMIGRACIÓN? REFUTACION A UNA DUDA RAZONABLE

Algunos camaradas nos han planteado: “¿Un partido anti-inmigración? Bien, pero, ¿qué ocurre allí donde no hay inmigración?”. La cuestión de es despreciable porque pone el dedo en la llaga. Vamos a intentar aportar algo sobre el tema. En realidad, la objeción no cambia el planteamiento de “partido-flash monotemático” sobre la inmigración. Esperamos que estos argumentos tengan la fuerza suficiente para convencer a los que dudan de la idoneidad del "partido monotemático" . Hemos intentado realizar un análisis coherente y extraer conclusiones, así mismo, coherentes que estamos dispuestos a debatir con los defensores de la tesis contraria.

LA GRAN DUDA: ¿QUÉ OCURRE ALLÍ DONDE NO HAY INMIGRANTES?

La distribución de inmigrantes en España no es uniforme. La inmigración se concentra en los grandes cinturones industriales (especialmente en Madrid y Barcelona), en Andalucía y en Canarias, Baleares y la Costa Mediterránea. Hay zonas de España absolutamente libres de inmigración (Galicia, Castilla-León, Cantabria, Asturias) o con poca inmigración (Castilla-La Mancha, Extremadura, País Vasco y Navarra) o con inmigración localizada exclusivamente en algunas zonas (Aragón). Es rigurosamente cierto que en algunas zonas del Estado, la inmigración ha rebasado ya el 15% de la población, mientras que en otras, apenas alcanza el 2%.

Ante esta perspectiva, es rigurosamente cierto que la creación de un partido monotemático que proponga una defensa contra la inmigración ileal y masiva, puede tener solamente éxito, allí en donde la inmigración existe, pero resulta difícil pensar en alcanzar porcentajes apreciables de votos… si el tema frente al que se proponen soluciones, no ha alcanzado un nivel de conflictividad en algunas zonas. Así pues, la objeción no se gratuita, tiene lógica y sentido.

Pero, en nuestra opinión la objeción no supone llegar al fondo de la cuestión e ignora algunos datos fundamentales. Después de este breve análisis, veremos que este hecho real, no altera lo esencial de la propuesta: al final del análisis veremos que la objeción no tiene el impacto que a primera vista pudiera parecer.

GEOPOLÍTICA DE LA INMIGRACIÓN – GEOPOLÍTICA DE LA RESPUESTA

Es posible trazar un gran mapa de la inmigración, si bien es cierto que incluso en el interior de las comunidades autónomas en donde está más presente, tampoco lo está de manera uniforme y que, dentro mismo de las ciudades está concentrada en algunos barrios o zonas. De todas formas, la inmigración se concentra en cuatro zonas:

- La costa Mediterránea de Rosas a Granada (incluyendo las comunidades autónomas catalana, valenciana y murciana.

- El eje Madrid – Valencia (que sería posible extender a Lisboa).

- Andalucía.

- Los territorios insulares de Baleares y Canarias, Ceuta y Melilla.

Pero, cabe decir que no todas las regiones han tenido en la historia de España el mismo peso político. Siempre, en la historia de España, la cornisa cantábrica, por ejemplo, parece haber quedado alejada del centro de historia de España… y esto ha tenido consecuencias extremadamente beneficiosas, porque fue allí en donde se gestó la Reconquista. De no haber sido por la promoción medieval del Camino de Santiago, Galicia, por ejemplo, habría quedado fuera de la historia. Esto tiene su explicación: en gran medida la historia de Europa se ha reducido a la historia de la Europa Mediterránea. Así ha sido, en el mundo clásico o en el período de las cruzadas. En rigor, el Mediterráneo puede ser llamado, Mare Nostrum.

Además, es en las dos orillas del Mediterráneo en donde se concentra –en el momento actual- el gran choque de civilizaciones: civilización europea en el Norte, mundo islámico al Sur. Los flujos comerciales de las zonas marítimas suelen ser mayores que los de las zonas del interior. Por todo eso se explica el que la inmigración, especialmente islamista, se concentre en las zonas mediterráneas.

Así pues, el primer gran eje de la inmigración es el eje mediterráneo, desde Gerona hasta Murcia. Es el gran eje vertical, y registra una inmigración relacionada con las actividades de construcción y hostelería, fundamentalmente y, en segundo lugar, con las actividades agrarias.

El segundo gran eje, coincide en parte con éste, es el eje Madrid – Valencia. Se trata del gran eje de comunicaciones que, podría extenderse hasta el gran puerto atlántico de Lisboa. Este gran eje horizontal es extremadamente heteróclito y lleva a la gran aglomeración de Madrid, una de las comunidades con una mayor tasa de inmigración ilegal. Si hemos incorporado a Lisboa en este eje, a pesar la capital de un Estado vecino y hermano es por que en la actualidad estamos asistiendo a un desplazamiento de inmigración desde Portugal hasta la zona de Madrid y, en segundo lugar por que, en la práctica, Lisboa es hoy el puerto atlántico de Madrid, tanto como el puerto mediterráneo lo es Valencia (tras haber desplazado completamente a Barcelona en esta función). La contigüidad del eje Lisboa-Madrid-Valencia (prácticamente en el mismo paralelo) es evidente, con una concentración creciente y una conflictividad siempre en ascenso, en la Comunidad de Madrid.

Después de estos dos ejes estratégicos, encontramos las “zonas” de concentración de la inmigración: las zonas insulares (Canarias y Baleares) y Andalucía. Y, finalmente, existirían los “polos” de concentración en determinados términos municipales situados en zonas en donde la inmigración no tiene particular incidencia. Por ejemplo, en Aragón, existe concentración en La Almunia o en Monzón. En Bilbao ocurre otro tanto. Y así mismo en La Coruña, a pesar de que en estas comunidades, el número de inmigrantes sea particularmente bajo.

Conclusiones que se imponen:

- La inmigración se concentra en las zonas donde existe una mayor concentración de población española y disminuye en aquellas otras en las que esta concentración va disminuyendo.

- Los dos grandes ejes de la inmigración, son, así mismo, los grandes ejes geográficos de la política española: Madrid – Valencia – Barcelona, es decir, las tres comunidades que mueven mayor cantidad e PIB y absorben, al mismo tiempo el mayor número de puestos de trabajo.

Así pues, si se trata de preparar una batalla de contención contra la inmigración ilegal y masiva, se trata, sobre todo, de actuar preferentemente allí en donde ha demostrado sus efectos más deletéreos. Y estos son coincidentes con las zonas de mayor concentración industrial, mayor población y, consiguientemente, de mayor peso político.

De ahí que operando preferentemente sobre estos dos ejes (el horizontal Madrid-Valencia y el vertical o Mediterráneo), se esté presente, al mismo tiempo, en las zonas con más peso político del Estado.

EL “EFECTO ARRASTRE” Y “EFECTO RESPUESTA” EN EL RESTO DEL ESTADO

Hay que recordar que Fuerza Nueva, fue el único partid de extrema-derecha que ha podido disponer de una mayor estructura a nivel nacional. Pero, al mismo tiempo, hay que recordar que F/N no tuvo nunca una implantación uniforme, ni unos resultados electorales nivelados en todo el Estado. Los puntos fuertes de F/N fueron Madrid, Toledo, Ciudad Real, Cantabria, Valencia… es decir, en su mayoría, zonas con una fuerte presencia católica y conservadora. En el otro extremo, si bien es cierto que el PCE tuvo cuadros en todo el país a partir de mediados de los años 60, lo cierto es que solamente en algunas zonas logró constituir una organización coherente y amplia: en Catalunya, en Madrid, en Andalucía, en Asturias… pero estuvo casi completamente ausente en otras como Galicia.

Todos estos ejemplos indican que la “implantación homogénea” es un mito. Ningún partido político la ha podido lograr jamás. Lo que ocurre, por el contrario, es que los programas de unos partidos políticos se adaptan a unas zonas con mucha más facilidad que a otras y es en aquellas en donde arraigan con más facilidad. Si están presentes en el resto del país es gracias al “efecto arrastre” y al “efecto respuesta”. Hoy el Front National cuenta con una buena estructura “horizontal” (es decir, sobre e plano geográfico), gracias a estos dos efectos:

- “efecto arrastre”.- es el que hace que cuando una organización política sufre un tirón en una determinada zona, las zonas aledañas experimentan en las siguientes elecciones un tirón de fuerza similar, aunque no existan las “condiciones objetivas” similares. Lo podemos llamar también “efecto contagio”.

- “efecto respuesta”.- uno de los episodios más sorprendentes de la andadura del Front National es que ha arraigado en zonas en donde no existían apenas inmigrantes. ¿A qué se ha debido? Al “antifascismo”… Gracias a las campañas antifascistas de SOS-Racisme o de la LICRA, gentes que, inicialmente jamás habrían reparado en la opción del FN, se han interesado por él, por puro rechazo a los profesionales del antifascismo.

Lo que resulta evidente en España es:

- que el movimiento anti-inmigración debe “cuajar” en los dos ejes que hemos definido anteriormente para lograr un peso político.

- que si no logra arraigar en esas zonas, especialmente en Madrid, Valencia y Barcelona, es muy ilusorio que pueda arraigar en otras zonas en donde la inmigración es menor o imperceptible.

- que las zonas de mayor inmigración son las que políticamente pesan más, las zonas en las que existe mayor número de ayuntamientos, mayor población, distritos electorales con mayor número de diputados, etc. Es más fácil obtener porcentajes en esas zonas que en zonas con baja demografía en donde los pocos diputados en juego se las diputan solamente los dos grandes partidos.

El que Falange Auténtica tenga uno o dos concejales en Hoyo de Pinares, un pueblo perdido de la provincia de Ávila, es completamente irrelevante para el desarrollo de ese pequeño partido (pro inmigracionista, por lo demás). PxC, por ejemplo, puede desarrollar con mucha más facilidad sus actuales cuatro concejales, teniendo en cuenta que están en cabeceras de comarca en una autonomía con mucho peso dentro del Estado. Se trata de disputar y penetrar en los ayuntamientos de las cabeceras de comarca, en autonomías con verdaderos problemas.

LOS PROGRAMAS PARA LAS ZONAS SIN INMIGRACION

En las elecciones municipales, es fácil adaptar los programas a las necesidades de cada población. Basta con contar en cada pueblo o ciudad con un grupo de cuadros políticos suficientemente capacitados para conocer a la gente de su comarca para establecer el programa adecuado. Así pues, en las elecciones municipales no se planteará este problema.

En las elecciones europeas, así mismo, se trata de sumar votos, al utilizarse el distrito electoral único. Esto implica que tienen más peso los distritos con más población y con más problemas, es decir, aquellos en los que la inmigración está más presente. El resto de distritos tienen una importancia muy secundaria, especialmente, porque como vimos en el período de Fuerza Nueva, obtener un 3% en Ciudad Real supone unos pocos miles de votos, irrelevantes en el cuenteo nacional. Así pues, en las elecciones europeas, se trata de utilizar como caballo de batalla los problemas que afecten al mayor número de ciudadanos… que coinciden con el mayor número de afectados por la inmigración, presentes en determinadas zonas geográficas.

El problema aparece en las elecciones generales y en las autonómicas.

En las elecciones generales, nuestro mensaje podría resultar difícilmente comprensible en las zonas en las que no hay inmigración. Pero existen un cierto número de argumentos que atenúan este razonamiento. Hace unos años se celebró un referéndum en Portugal sobre la organización autonómica del Estado. Este modelo fue rechazado al presentar a España como modelo de lo que suponía el “Estado de las Autonomías”. En ocasiones la “psicología negativa” funciona: “Votadnos a nosotros para evitar que, también en nuestra provincia ocurra lo que ocurre en Madrid, Valencia o Barcelona”, puede ser un buen slogan electoral en León o Zamora.

Por otra parte, en nuestro ambiente, las “organizaciones regionales” de los distintos partidos, no han tenido nunca fuerza suficiente como para acometer el peso de la lucha política en su autonomía. Y eso ha producido un desequilibrio entre una “dirección central” (habitualmente radicada en Madrid) que elaboraba y enviaba la publicidad a la periferia… una publicidad elaborada con criterios “madrileños” que en Catalunya, Valencia o Andalucía, no podía ser entendida. En la primera época de DN se trabajó sobre la base de “delegaciones regionales” que en su zona tenían un alto grado de autonomía y que tenían la obligación de planificar y extender el trabajo del partido a toda la región. En la segunda fase –la “canduelada”, por así decirlo, en donde la confianza subjetiva y personal del “mesías”, tenía un peso mucho mayor a la eficacia de un cuadro- se pasó a las “delegaciones locales” en donde solamente existían responsables “locales”, pero en absoluto regionales. Era incomprensible, por ejemplo, que la delegación de Alcalá tuviera más peso que la de Madrid y que no existiera una “dirección regional” que las coordinara. Esto llevó a crisis, contradicción y estallidos que figuran entre lo peor y lo más ilustrativo de la experiencia de DN. Así pues, se trata de trabajar con criterios regionales más que locales. Esto situaría en mejores condiciones para competir en las elecciones autonómicas y al mismo tiempo supondría una posibilidad de que cada delegación regional adaptara las consignas, ejes y temas del partido, a la realidad de su región. Esto paliaría el problema de las zonas en donde la inmigración tiene menor incidencia.

ALGUNAS CONCLUSIONES PROVISIONALES

1) Las políticas de contención de la inmigración suponen el gran tema que nos facilita la oportunidad dorada para salir de la atonía (ver el artículo publicado ayer en El Caracol sobre este tema).

2) Esas políticas deberían permitir obtener una buena implantación en los dos ejes principales donde se ubica el problema, en las zonas y en las localidades que antes hemos definido. Eso supone, estar presentes en las zonas con más densidad y con más peso político del país.

3) En el resto de zonas puede operar el “efecto arrastre” y el “efecto rechazo” que antes hemos definido.

4) Insistir en la constitución de organizaciones regionales y provinciales del partido, debe permitir adaptar la propaganda a las necesidades de cada demarcación.

5) Si se consigue arraigar en las provincias “clave”, existe una posibilidad de que exista cierto contagio en las zonas sin inmigración, pero, en cualquier caso, es evidente que estará presente en las zonas políticamente más importantes del país. Sin embargo, si asumimos temas con menos posibilidades de controlarlos “en exclusiva” (como los expuestos en el artículo anterior: socialpatriotismo, anti-imperialismo, anti-terrorismo, defensa de la unidad del Estado, etc.), corremos el riesgo de ver como disminuyen los votos de los ciudadanos concienciados por el problema de la inmigración en las zonas con más votos… mientras que no resulta del todo evidente que aumenten los votos de los ciudadanos interesados en los otros temas en las provincias con bajo número de electores y poco peso político.

Y esto no lleva a concluir que el hecho de adoptar la forma de un partido monotemático, no supondría un menoscabo, ni importante, ni siquiera perceptible en las zonas donde apenas hay inmigración.






¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

karioko -

...Se me olvidaba. El hecho de que en una zona no haya inmigrantes carece de la más mínima importancia para desarrollar un "frente de rechazo", pues ya se encargarán los GUARROS de señalar(nos) qué es el "frente de rechazo". Y otra cosa, algun forista ha apuntado los temas alternativos de lucha: los hay a patadas, cualquier tema vale MENOS hacer de "primaveras nostálgico" (léase falangistas y adyacentes) y de "colaboratas" con la policía cumpliendo las funciones de provocadores al servicio del Sistema (rapados y otras hierbas) o haciendo de peones de brega de Jiménez Losantos.
¡España por siempre!
¡Muera la monarquía!

Karioko -

Excelente aproximación del Caracol al tema. La idea de los ejes horizontal y vertical son totalmente acertada (yo vivo en San Juan, Alicante). Sólo falta una cosa: encontrar los HOMBRES y MUJERES que han de hacer el cesto.

manuel -

Pues en las zonas sin inmigracion, se puede lanzar un discurso de defensa de los trabajadores autonomos, frente a las multinacionales de capital extrajero, que es un sector muy desfavorecido, un discurso de lucha ante la despoblacion, por ejemplo en las dos Castillas,de defensa de los agricultores por ejemplo en extremadura, o de defensa de nuestra industria frente a los productos Made in China. Hay muchos problemas que azotgan a España ademas de inmigracion.

heydrich -

Tranquilos que ya caerá esa breva.

No quedará un solo lugar en nuestro solar patrio español incólume a la avalancha tercermundista que nos azota, y si no ,tiempo al tiempo.

La inmigración es el problema más importante , sin duda, efecto y causa de la mundialización y atajarlo debería ser razón prioritaria para cualquier sector minimamente patriota de nuestro sufrido, desnutrido y dividido abanico político patriótico.

pepin -

En la epoca la globalizacion o mundializacion la inmigracion afecta en todos los sitios. Y donde no esta el dicho de "cuando las barbas de tus vecinos veas cortar pon las tuyas a pelar".


En Francia el F.N. recibe muchos sufragios en zonas donde jamás se ha visto a un inmigrante.


Un programa de television o informacion en prensa hace saltar la alarma. Ayer noche en un programa de "investigacion" de Antena 3 hablaban sobre menores delincuentes rumanos que actuaban en Madrid con total impunidad y sin que la Policia pudiese hacer nada. Esto solivianta a uno viva en Carabanchel o en el pueblo más perdido de cualquier lugar recondito.


Yo veo ya pocas zonas libre de inmigracion. Hay zonas con mucha y zonas con inmigracion masiva.
Soy de Aragon donde hablas de "algunas zonas". Esas algunas zonas son barrios enteros de Zaragoza Capital, poblaciones de diferentes comarcas donde son ya el 20% o zonas despobladas de Teruel llenas ya de inmigrantes.
Igual soy un paranoico pero yo cada dia veo más.
Castilla Leon??? Estuve el verano pasado en un pueblo de Soria de no más de 1000 habitantes y habia ya más de 50 ecuatorianos.


El terrorismo tambien es problema numero uno y la mayoria de la gente solo ha visto los atentandos en los mass-media. Excepto los que viven en Vascongadas o los que han tenido la mala suerte de ver o sufrir un acto terrorista, la mayoria de los españoles no han sufrido de cerca esa lacra. Si como sujeto colectivo pero no a nivel individual.

La inmigracion masiva la sufren a diario millones de personas.

Condor -

Hola denuevo. He de decir que estaba muy a la espectativa de leer este articulo despues de leer el anterior y la impresion final ha sido positiva por una sola idea: la de la iniciativa independiente de las organizaciones regionales. Esta idea creo que es fundamental. Las organizaciones regionales han de tener opcion de adaptarse lo mas posible a las problematicas y realidad social de su municipio y region con el unico limite de no contradecir los fundamentos basicos del partido a nivel nacional.

Esta idea, atenua y puede salvar la realidad de que el planteamiento anti-inmigracion no atiende a amplias areas de nuestra geografia cuya suma final de poblacion y votos es considerablemente alta.

Desgraciadamente el alcance de las ideas expuestas de "efecto arrastre" y "efecto rechazo" no se pueden comprobar mas que en la realidad, asi que seria un riesgo a asumir.

De todos modos, creo que desde un partido anti-inmigracion, con autonomia regional para abordar problematicas de ambito local-autonomia, se podria llegar a hacer algo en una region con baja inmigracion como en la que yo vivo: Cantabria.

Por otro lado, creo muy interesante pensar que mucha gente esta interesada en una alternativa social al PSOE y una alternativa con cierta idea de estado como el PP, ambos partidos que han perdido el credito de grandes masas de ciudadanos. No da esta idea cierta complementariedad a la anti inmigracion?

Una sugerencia -

Imagino que no es este el lugar, pero tengo desactivadas la cuenta de correo sin saber el motivo y no os puedo escribir a vuestra dirección.

Alguien decía que esto estaba muy parado y respondíais que habíais tocados casi todos los temas…

Pues os propongo uno que no se ha tocado y creo que puede ser interesante, según los desarrolléis vosotros: Los negocios dirigidos y montados por miembros del Área y dirigidos a) el público del mundillo, b) público en general. Algunos son negocios honrados y otros han sido/son el timo del camarada. Algunos camaradas montan un negocio y sobreviven con su esfuerzo, es su salida profesional e incluso crean algún puesto de trabajo –RIVENDEL, tienda de ropa en Madrid- y otros exprimiendo a camaradas generosos y comprometidos [suelen militar o haber militado en el mismo grupo], con un victimismo impropio de personas honradas.

Saludos y gracias

falc -

Apenas tengo tiempo de escribir tres renglones... no obstante, esta pregunta (qué pasa donde no hay inmigración) creo que NUNCA se había formulado seriamente en España. La respuesta se pergeña bastante bien y con sentido común... creo que puede redondearse además siguiendo los pasos del NPD en Alemania, que ha crecido mucho en todo el país, pero tiene representación parlamentaria (hasta ahora) sólo en los "länder" del Este, donde apenas hay inmigrantes... pero esa es otra historia.

NPI -

Saludos, excelente tema, realmente bueno.
Descubri hace muy poco este mail, y después de leer todos los articulos, realmente siento que es totalmente realista y objetivo
Sigan así.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres