Blogia
e l C a r a c o l

CUANDO EL INSTITUTO EL CANO COINCIDE CON EL CARACOL SOBRE EL "PARTIDO ANTI-INMIGRACIÓN"...

CUANDO EL INSTITUTO EL CANO COINCIDE CON EL CARACOL SOBRE EL "PARTIDO ANTI-INMIGRACIÓN"...

En la web del Instituto El Cano se publicó con fecha 21 de marzo de 2006, un artículo titulado “¿Un partido xenófobo en España?” que en su momento se nos pasó desapercibido y que, casualmente, en los barridos periódicos de información que realizamos en la Web hemos conocido nueve meses después de su publicación. Lo sorprendente es que el artículo coincide con el análisis que hemos hecho en otras ocasiones desde las columnas de El Caracol.

 

Si volvemos a traer a colación este tema, es por el fraternal encuentro que tuvimos con algunos queridos camaradas madrileños llegados a Valencia el pasado 27 de diciembre. En aquel momento lo que se nos planteó fue la posibilidad de creación de una nueva organización política convencional basada en puntos parecidos a los que en su momento dieron vida al Frente Español.

 

Por nuestra parte, la respuesta fue:

 

1) Tenemos a nuestra disposición un solo tema en exclusiva, la lucha contra la inmigración masiva y en defensa de nuestra identidad.

2) Este tema, por sí mismo tiene fuerza de atracción para un público que hasta ahora no se había interesado en nuestra temática.

3) Esos nuevos grupos sociales no tienen nada que ver con lo que hasta ahora ha sido la clientela tradicional de la extrema-derecha.

4) Mientras el tema de la inmigración se “contamine” con otros temas característicos de la extrema-derecha, quedará inhabilitado como idea-fuerza.

5) A partir del tema de la lucha contra la inmigración masiva y en defensa de nuestra identidad se puede desarrollar un discurso político amplio, con una forma asumible para los grupos sociales perjudicados por este fenómeno y que no remita a los lugares comunes de la extrema-derecha clásica.

6) Si en España en el año 2007, la lucha contra la inmigración queda “contaminada” por otros temas propios del imaginario de la extrema-derecha, ni avanzará la extrema-derecha, ni se producirá una cristalizacion política del movimiento anti-inmigración.

 

Por todo ello, desaconsejabamos la formación de un “frente” de organizaciones de extrema-derecha, al considerar que su techo político era muy bajo. Lamentamos la decepción que pudimos causar a nuestros camaradas llegados de Madrid, pero el análisis estaba ya hecho y nuestra obligación es denunciar las vías muertas y evitar aventuras que conducen a callejones sin salida.

 

Desde esa reunión, hemos intentado revisar ideas y volver a valorar la propuesta de los camaradas madrileños. Y esta ha sido nuestra tarea en estos quince días en los que no hemos publicados artículos en El Caracol. Lamentablemente, la reflexión que hemos abordado en estos días, nos confirma en lo ya expuesto. Y es en este contexto en el que hemos encontrado casualmente el artículo del Instituto El Cano (IEC) que coincide completamente con nuestro análisis. Cabe decir que el IEC reúne a uno de los mejores grupos multidisciplinarios de analistas que actúan con independencia del poder o de cualquier partido. Sus análisis son particularmente interesantes en el terreno geopolítico y en política internacional, pero también sobre la sociología del pueblo español y sobre el fenómeno de la inmigración, han publicado materiales imprescindibles. Concretamente, el IEC fue la primera institución “respetable” que alertó, en el ya lejano 2003 sobre las relaciones entre delincuencia, violencia doméstica e inmigración. Por eso, nos honra el coincidir en este tema con el IEC.

 

Reproducimos a continuación el artículo en cuestión, eliminando algún párrafo irrelevante y sin atribuir valor a algunos de los errores que muestra sobre porcentajes electorales del movimiento anti-inmigración en Europa:

 

¿UN PARTIDO XENÓFOBO EN ESPAÑA? (ARI)

ARI Nº 36/2006 -- Análisis Carmen González Enríquez   ( 21/3/2006 )     

Tema: A pesar de las tensiones actuales, y a diferencia de otros países europeos, es poco probable que aparezca y tenga éxito en España un partido que haga de la xenofobia, el racismo o la restricción de la inmigración su principal mensaje.

Resumen: España ha alcanzado en pocos años un porcentaje de población extranjera, el 9%, semejante al de muchos países europeos de inmigración ya antigua en los que han surgido partidos xenófobos. La concentración de la población inmigrante en ciertos barrios y la delincuencia protagonizada por algunos extranjeros, provocan tensiones sociales que pequeños grupos de extrema derecha intentan canalizar. Sin embargo, la debilidad del nacionalismo españolista y el rechazo a las señas franquistas que estos partidos exhiben, hacen muy improbable que tengan un éxito electoral relevante.

Análisis: En la mayoría de los países europeos con porcentajes altos de inmigración han aparecido corrientes de opinión pública xenófoba que han alimentado la formación de partidos políticos con un mensaje anti-inmigratorio. Estos partidos han tenido éxitos desiguales. En algunos casos se han convertido en fuerzas políticas importantes y estables, como el Frente Nacional francés, en otros han logrado éxitos momentáneos, como la Lista Pym Fortuyn de Holanda, y en otros se han quedado a medio camino entre la marginalidad y la presencia institucional, sin obtener peso parlamentario, como el Partido Nacional del Reino Unido. La aparición y el éxito o fracaso de estos partidos depende de un gran número de factores y muchos de ellos son imponderables. Una alta presencia de población inmigrante, un nacionalismo fuerte entre la población autóctona, desempleo entre los autóctonos, dificultades del Estado de Bienestar para atender a los inmigrantes sin disminuir la calidad o cantidad de sus servicios, aumentos de la delincuencia achacables a los inmigrantes… todos ellos son elementos que favorecen la aparición de los partidos xenófobos.

Otros condicionantes de importancia son puramente políticos e institucionales: un partido xenófobo no aparecerá o no tendrá éxito si alguno de los principales partidos asume ya un discurso xenófobo y propuestas a favor de reducir o dificultar la inmigración. Las normas electorales tienen también una influencia notable: los sistemas más proporcionales facilitan la llegada al Parlamento de los nuevos partidos, habitualmente pequeños en su origen, mientras que los sistemas mayoritarios, como el británico, lo dificultan.

Por otra parte, dada la complejidad y la variedad de aspectos a los que debe dar respuesta un partido político para obtener apoyo electoral, los partidos monotemáticos como los que se definen básicamente como xenófobos, están condenados a tener sólo éxitos momentáneos, como ocurrió con la Lista Pym Fortuyn o el Partido Liberal austriaco dirigido por Jörg Haider, o a permanecer siempre en minoría en la vida política, como el Frente Nacional francés encabezado por Jean Marie Le Pen. Pero su efecto político va más allá de sus resultados electorales: la aparición de estos grupos tiene un efecto sobre los partidos tradicionales mayoritarios que pueden verse tentados a recoger algunas de sus reivindicaciones por temor a perder posibles votantes en su favor, especialmente si son capaces de movilizar a sus seguidores y ganarse una presencia en la calle y en los medios de comunicación.

Tabla 1. Porcentaje de voto obtenido por partidos anti-inmigración en elecciones parlamentarias: resultados más altos de su historia electoral

 

Lista Pym Fortuyn (Holanda)

17% (2002)

Partido Liberal Austríaco

27% (1999)

Bloque Flamenco Belga

12% (24% en Flandes) (2003)

Partido Popular Danés

13% (2005)

Partido del Progreso Noruego

15% (2001)

Frente Nacional Francés

11% (2002) (20% en la 2ª vuelta de las elecc. presidenciales del 2002)

Partido Nacional Británico

4% (2005)*

 

(*) 4% sobre el voto en las áreas donde presentaban candidatos, 0,7% sobre el voto total.

Fuente: elaboración propia.

 

En España no existe por ahora ningún partido de ámbito nacional de este tipo con posibilidades electorales y hay muchas razones para confiar en que un partido así no vaya a aparecer próximamente. En primer lugar, las encuestas muestran que España sigue siendo uno de los países menos xenófobos de Europa e incluso del mundo, aunque esa diferencia era mayor hace unos años, cuando la inmigración en España era mucho más reducida. En segundo lugar, el discurso xenófobo suele ir asociado al pensamiento nacionalista y éste se encuentra en España muy devaluado por la experiencia franquista, de tal forma que un partido que enarbolase retóricamente la defensa de la nación española para argumentar contra la “invasión” foránea tendría muy poco eco. La situación es diferente en el caso de los nacionalismos propios de Comunidades Autónomas, como el catalanismo. Cataluña es la única región en España en la que se han producido declaraciones públicas de líderes políticos de mucho peso definiendo la inmigración actual como una amenaza a la identidad nacional. Esta es la única Comunidad Autónoma española que combina un fuerte nacionalismo propio con una alta presencia de inmigrantes, ya que ni el País Vasco ni Galicia tienen una inmigración alta, y muchos de los inmigrantes que recibe Galicia son gallegos de origen, retornados de América Latina. En el conjunto de España, las encuestas y los estudios cualitativos de opinión muestran que no existe un temor de la población a que su forma de vida o su “cultura” sea modificada por la presencia de individuos de otras procedencias. En tercer lugar, el sistema electoral español penaliza a los partidos pequeños, por lo que a cualquier partido nuevo le resulta difícil conseguir presencia en las instituciones estatales. Todo esto permite mantener el optimismo respecto a las escasas posibilidades, hoy por hoy, de que un partido xenófobo consiga llegar al Parlamento en España y convertirse así en una fuerza política relevante.

Sin embargo, sí hay razones para la preocupación en el nivel local. Para entender esto hay que partir de la constatación de que la inmigración no se distribuye de forma homogénea en el territorio: La mayor parte del territorio nacional español tiene índices de inmigración muy bajos, mientras que los inmigrantes se concentran en Madrid, las provincias de la costa Mediterránea, Baleares y Canarias. Incluso dentro de esas áreas, los inmigrantes se concentran en ciertos municipios, y dentro de las ciudades, en ciertos barrios, hasta llegar a representar en algunos casos más de un tercio de la población total, o más de la mitad si nos referimos sólo a la población en edades jóvenes. Es decir, la inmigración en España es, por ahora, un fenómeno muy concentrado. Esta no es una característica peculiar del caso español, ya que todos los países de inmigración tienen distribuciones muy desiguales en sus territorios, pero el hecho de que en España la inmigración sea tan reciente fortalece esa concentración, porque la mayor parte de los inmigrantes tienden a residir en los primeros momentos en zonas donde se encuentran ya otros connacionales.

En esas áreas donde los inmigrantes se concentran se producen tensiones importantes en la convivencia entre éstos y los autóctonos, fruto de las condiciones de hacinamiento, de los diferentes hábitos en el uso de la vivienda, de las zonas comunes de los bloques y de los espacios públicos, o bien fruto de algunas costumbres que crean a veces molestias a los vecinos, como la de escuchar música a un volumen alto, o la de consumir alcohol en elevadas dosis durante los fines de semana. En algunas zonas, especialmente en los centros de las ciudades –como Lavapiés en Madrid, El Raval en Barcelona, o algunas áreas de Alicante– los autóctonos achacan además a los extranjeros un alza importante en los niveles de delincuencia. A esto hay que añadir la aparición de una competencia entre inmigrantes y autóctonos por el acceso a servicios públicos que se facilitan a partir de baremos que priman a las familias de menor renta, como las guarderías públicas, una competencia en la que los inmigrantes ganan a menudo. Otros servicios públicos de acceso universal, como la sanidad, han visto deteriorado su nivel de prestación por la alta presencia de población nueva que no ha venido acompañada del aumento correspondiente en los recursos de los centros de salud y hospitales.

Todo esto crea en las áreas de alta concentración de inmigrantes un clima social de descontento y rechazo a la convivencia en las condiciones en que se produce en la actualidad, que puede convertirse fácilmente en caldo de cultivo para un mensaje xenófobo. En algunos casos, ese mensaje ha sido lanzado por grupos de ultraderechistas que ya existían previamente, vagamente identificados con el pasado franquista o con una idealizada Falange, o por adolescentes de estética skinhead que han pasado a incluir a los inmigrantes entre sus grupos objeto de violencia. En conjunto, estos partidos pueden resultar peligrosos por su tendencia al uso de la violencia, pero su capacidad de atracción social es mínima porque su mensaje xenófobo está envuelto o acompañado por muchas otras connotaciones que la población autóctona rechaza masivamente (véase el reportaje de José Luis Barbería en El País, 22/III/2005).

Hasta el momento, el único éxito electoral relevante de un partido xenófobo ha sido el de la Plataforma per Catalunya, liderada por Josep Anglada, relacionado en el pasado con Blas Piñar, que ha conseguido representación en varios Ayuntamientos. En las últimas elecciones municipales, celebradas en el año 2003, consiguió concejalías en El Vendrell, Cervera, Vic, Manlleu y Premiá del Mar, aunque en ninguno de ellos llegó al 10% de los votos.

En cualquier caso, hay que resaltar que la aparición de grupos de este tipo está siendo la excepción y no la regla. En la mayoría de los municipios donde existen altas tasas de inmigración, los conflictos de convivencia que aparecen carecen de una expresión política propia. La baja tasa de asociacionismo y de participación política entre los españoles es una de las razones de que con gran frecuencia estos problemas no alcancen a tener expresión pública.

A este malestar localizado hay que añadir los claros indicios de una evolución negativa de la opinión pública española, tomada en conjunto, respecto a la inmigración. Algunos datos reveladores a este respecto se encuentran en los Barómetros sobre inmigración del CIS de los últimos años, que muestran un continuo crecimiento del porcentaje de los que creen que el número de inmigrantes en España ya es excesivo, hasta llegar al 60% en 2005, y de la mención a la inmigración como uno de los principales problemas del país, situada en el Barómetro del 2005 en segundo lugar tras el paro. A esto hay que añadir que más de la mitad de los entrevistados (58%) mostraban su acuerdo en el año 2003 con la frase “Hoy en día en España existe una relación entre inseguridad ciudadana e inmigración”, frente a un 26% en desacuerdo. El CIS no ha repetido ninguna pregunta semejante en posteriores Barómetros, pero es de suponer que el atentado del 11 de marzo de 2004 no ha mejorado esa percepción. Resulta también llamativo el aumento sustancial de los que opinan que los inmigrantes “quitan puestos de trabajo a los españoles” o la existencia en 2005 de un 47% que cree que la llegada de inmigrantes provoca una disminución de los salarios, frente al 41% que niega esa relación.

Tabla 2. Porcentajes de acuerdo con la frase “Los inmigrantes quitan puestos de trabajo a los españoles”

(%)

2000

2004

De acuerdo

37

48

En desacuerdo

55

54

NS/NC

8

6

Fuente: CIS, Estudios nº. 2283 y 2565 (la pregunta no se hizo en el año 2005).

Por su parte, la evaluación de las normas españolas sobre inmigración ha sufrido un cambio notable entre los años 2000 y 2004 a favor de los que querrían normas más restrictivas, y el Barómetro de opinión elaborado por el Real Instituto Elcano en noviembre de 2005 señala el pesimismo general sobre la evolución del control de la inmigración ilegal en España.

Tabla 3. ¿Cree que las leyes que regulan la entrada y permanencia de extranjeros en España son…?

(%)

2000

2004

Demasiado tolerantes

12

24

Más bien tolerantes

24

32

Correctas

16

12

Más bien duras

19

12

Demasiado duras

4

2

No conoce las normas

12

8

NS/NC

13

10

Fuente: CIS, Estudios nº 2283 y 2565 (la pregunta no se hizo en el año 2005).

Conclusión: Es muy poco probable que en un futuro previsible tengan éxito electoral en España partidos cuya principal oferta electoral sea xenófoba, racista o anti-inmigratoria. Los grupos que lo intentan ofrecen demasiadas reminiscencias del pasado franquista, masivamente rechazado. Aunque el mensaje de estos grupos, tal y como se han desarrollado en otros países europeos, no está necesariamente ligado a ideologías de extrema derecha, y a menudo recibe el apoyo de antiguos votantes de izquierdas –es el caso del Frente Nacional en Francia–, apela siempre al nacionalismo, que en España es débil por su manipulación en el franquismo y por la competencia de los nacionalismos periféricos.

Sin embargo, el descontento entre los autóctonos en los barrios de alta concentración de inmigrantes, el aumento de la delincuencia relacionada con bandas o individuos extranjeros, el deterioro de la opinión pública general sobre la inmigración y la existencia de grupos políticos que intentan capitalizar ese malestar en el nivel local, pueden motivar un desplazamiento hacia posiciones más restrictivas hacia la inmigración por parte de los principales partidos. Esa deriva es especialmente probable si se termina el ciclo actual, ya largo, de crecimiento económico, que ha permitido hasta ahora absorber laboralmente la inmigración recibida.

Carmen González Enríquez

Departamento de Ciencia Política, UNED

REPITAMOS EL ANÁLISIS DE FONDO

 

Hasta aquí el artículo del IEC que no necesariamente compartimos en su totalidad. Vale la pena tenerlo en cuenta, por que quienes sostienen que “patriotismo” y “anti-inmigración” son inseparables y su combinación debe producir una revitalización de nuestro ambiente, deben de preocuparse sobre todo de REBATIR RAZONADAMENTE LAS TESIS QUE REPETIMOS A CONTINUACIÓN. A partir de ahí, podemos establecer un debate “científico” (o riguroso, si se quiere). Pero eludir lo que, por un lado dice el IEC y por otro dice El Caracol, implica caer en el idealismo y confundir deseos con realidades.  

 

Resumimos nuestra tesis. Teniendo en cuenta:

 

1) Que mientras todos los “partidos patrióticos” están perdidos en temas que no pueden explotar en exclusiva (el “patriotismo” que nuestro ambiente no posee en exclusiva, el “antiseparatismo” en el que coincidimos con otras fuerzas tanto de derecha como de izquierda, el “antiterrorismo” con el que ocurre aún menos o la “justicia social” que es excesivamente ambiguo), SOLAMENTE LA INMIGRACIÓN puede ser considerado como un TEMA EXCLUSIVO y con fuerza real de atracción.

 

2) Los destinatarios de las políticas anti-inmigración no son los grupos sociales “de derechas”… sino los que sociológicamente pertenecen a los grupos “de izquierdas”. Esto implica que el tema antiinmigración es difícil de armonizar con otros ideales habituales de la extrema-derecha. Si en Francia ha sido posible se ha debido a:

 

- a 218 años de jacobinismo que han modelado una sociedad completamente diferente a la española.

- a que el FN se fundó en 1973 y demarró diez años después, como partido convencional, cuando aún existía la guerra fría y el comunismo era una fuerza política real.

 

Estas circunstancias –y otras que sería prolijo explicar- impiden que el modelo francés sea trasladable a España. Así pues, el MODELO FRANCÉS no es transplantable a España.

 

3) Si en España no existe una opción anti-inmigración fuerte, se debe a que siempre se ha identificado con los valores de la extrema-derecha y solamente ha podido tener cierta fuerza en Catalunya… gracias a la desvinculación que la PxC ha realizado de la extrema-derecha clásica. Harina de otro costal es si esa opción ha acertado completamente, o bien mantiene ciertos flecos problemáticos. Pero el principio a tener en cuenta es:

 

- no hay espacio político real para una opción de extrema-derecha clásica.

- una opción de extrema-derecha clásica maquillada por el anti-inmigracionismo no es asumible por los grupos sociales más afectados por la inmigración.

- mientras siga existiendo la mezcla extrema-derecha/inmigración, el impacto de esta opción será muy, muy limitada.

 

4) El debate consiste en:

 

a.- o bien se parte del tema de la inmigración y se articula un discurso sencillo, pero contundente en torno a este tema y la opción se configura como “el voto más seguro contra la inmigración”,

 

b.- o bien se parte del “socialpatriotismo” para colocar bajo este rótulo el tema de la inmigración.

 

Descartamos la opción “b”. Motivos:

 

1) Mezcla temas que interesan muy desigualmente a la gente y especialmente a grupos sociales imposibles de conciliar

2) Se identifica demasiado con la extrema-derecha clásica.

3) Crea problemas de definición muy complejos y no fácilmente solubles.

4) Con esta opción no hay forma de distanciarse y destacarse de la “CYA” (Canduela, Ynestrillas, Andrino) o de grupúsculos conflictivos (AN, NR, Diego).

 

La opción “a”, sin embargo, ¿presenta ventajas?:

 

1) es sencilla: “No a la inmigración masiva” y se puede traducir muy fácilmente en consignas de agitación y propaganda

2) se puede concretar en 50 puntos fácilmente asumibles por la sociedad.

3) los grandes partidos no pueden oponerse frontalmente a estos grupos porque los grupos económicos que los mantienen se benefician del proceso de la inmigración y de la globalización.

4) el resto de “socialpatriotas” seguirán con sus historias confusas y vinculadas a la extrema-derecha, seguirán en su aislamiento.

5) permite articular un discurso político muy completo y de cierta envergadura.

6) permite, por sí mismo, un arranque drástico y rápido, contrariamente a los complejos temas habituales al “socialpatriotismo”, difíciles de explicar, llenos de flecos, de matices, de dobles, triples o cuádruples interpetaciones.

7) es un planteamiento presente en la sociedad: “nos han invadido”.

8) finalmente, es un tema que permite irrumpir en las instituciones.

 

Cuando se argumenta entre dos opciones se trata de presentar los pros y los contras de ambas.

 

La opción “a” tiene a su favor el que está más cerca de nuestra práctica política tradicional… pero esa práctica política nos ha reducido a un cero absoluto.

 

La opción “a” tiene a su favor que permite componer un programa político completo… pero ese programa es demasiado complejo, tendrá siempre huecos, se compondrá de temas que resten fuerza al de la inmigración y, finalmente, atenuará su impacto y reconducirá cualquier cosa que se haga a la extrema-derecha clásica.

 

La opción “a” tiene a su favor el que permite decir “nosotros somos los más socialpatriotas, los más antiterroristas, los más antiseparatistas, etc.”… pero quienes se interesan por estos temas votan al PP, y lo seguirán haciendo por siempre jamás.

 

La opción “a” tiene a su favor el que contar con una base mínima de votos, habitual en todas las formaciones de extrema-derecha, 25.000 votos a repartir entre varios… pero esto no es tener “peso político”, sino ser una mota de polvo, una nada absoluta.

 

Así pues, no terminamos de entender esa obsesión en asumir temas complicados, mal definidos, que CONTAMINEN el tema de la inmigración.

 

5) No hay que olvidar LAS TENDENCIAS ELECTORALES DE LA POBLACIÓN:

 

a) El electorado desconfía cada vez más de los partidos políticos.

b) Crece la abstención, crece el voto nulo y crece el voto en blanco.

c) Desde 1977 no hay “partidos convencionales” nuevos.

d) Las últimas elecciones catalanas y en varias convocatorias europeas, los únicos que avanzan son las “opciones monotemáticas” y los partidos-flash.

e) La sociedad europea y española de 2007 no es la francesa de 1983, ni la española de 1977. Hay que construir una opción sobre la base de la realidad de un momento histórico concreto, o la construcción no logrará arraigar nunca en los intereses de las masas.

Y, por todo ello, La situación de la sociedad española es diferente a la de otros países europeos, por tanto, no pueden aplicarse fórmulas estereotipadas fotocopiadas importadas, sino que va a ser preciso buscar una fórmula propia.

 

Nos gustaría saber, realmente, en qué argumentos sociológicos se apoyan otras propuestas organizativas.

 

 

6) Vivimos momentos en los que se alude con frecuencia a “movimientos sociales”, más que a “movimientos políticos”. Y esto implica:

 

a.- Que si un partido político quiere convertirse en opción real (y no limitarse a obtener unos cuentos miles de votos), debe apoyarse en “movimientos sociales” realmente existentes.

b.- Un “movimiento social” es una corriente de opinión compartida por un sector de la sociedad con voluntad de hacer valer sus reivindicciones.

c.- Existen muchas formas de movimientos sociales, ahora bien, el que nos interesa es aquel que considera a la inmigración como un riesgo y un peligro, que valora de forma globalmente negativa el fenómeno y quiere protegerse de él.

d.- A esta corriente le damos en llamar “movimiento anti-inmigración”.

 

Se trata de cristalizar este movimiento antiinmigración es una opción política capaz de llevar sus reivindicaciones a las instancias de poder.

 

Existen otros movimientos sociales que algunos podríamos considerar incluso como “propios”: el movimiento antiterrorista (formado por las asociaciones de víctimas, los foros de denuncia del terrorismo, las asociaciones “por la verdad” sobre el 11-M, etc.), el movimiento antiseparatista (en que hay todo tipo de fundaciones, asociaciones, blogs, incluso estamentos funcionariales), el movimiento en defensa de la lengua, y seguramente podríamos encontrar otros muchos. En Francia existe todo un tejido de este tipo de “redes” sociales que solamente aquí en España irrumpe desde hace 10 años. Buena parte de estos movimientos está capitalizado por el PP y, sin grandes posibilidades de salir de su órbita, al meno en nuestro actual estado de desarrollo. Ignorar esto es caer en el idealismo estéril.

 

Solamente podemos articular, vertebrar, controlar y orientar el “movimiento anti-inmigración” y mucho más en la medida en que:

 

a) Acabará el 2007 con 6.000.000-6.200.000 inmigrantes. El problema solo ha hecho que empezar: a partir del 2009, en el momento más bajo del próximo ciclo económico, no entrarán tantos inmigrantes… pero los que han entrado seguirán reproduciéndose, así que hacia el 2010-2012, con toda seguridad habremos llegado a 10 millones.

b) Los partidos democráticos viven del culto de lo políticamente correcto, ni el PP, ni el PSOE, ni los nacionalistas van a decir gran cosa de esencial sobre la inmigración. Es un tema –y a ver si nos damos cuenta de esto- EN EXCLUSIVA.

 

Tal es la tesis que planteamos. Es una tesis política, pero también estratégica. Y se resume así:

 

- o partido monotemático (y partido-flash)

- o partido (o frente) convencional.

 

O “partido antiinmigración e identitario” o “partido patriótico”. No hay una tercera vía, si lo que se quiere es “hacer política”.

 

Si lo que se quiere es gritar contra los sociatas, pedir que se fusile a los etarras, defender la unidad nacional y clamar contra el terrorismo… eso se puede realizar desde las filas del PP, o desde cualquier grupito activista, no importa. Pero si se mezclan estos temas con la lucha contra la inmigración, éste tema queda “contaminado” e inhabilitado. Y esto –como dijo El Caracol y como dice el IEC- hace que la extrema-derecha siga estando aislada e inhabilite el tema de la inmigración como elemento de movilización de masas.

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

23 comentarios

orgullodebricia -

Un grupo, movimiento, proyecto o lo que sea, para que nadie se moleste, no puede depender de una exclusiva idea. La posición antiinmigración debe ser clara y contundente pero si no tenemos más contenido es mejor no empezar nada y quedarnos como estamos. Con DN fenecido y su líder desquiciado, con las Falanges de aquella manera, con el Partido Andrinista de gira por el Escorial y los demás grupos y personas a su puto aire siempre nos lucirá el pelo de la misma manera: de ninguna. Solución, todos a sumar y todos a restarse, menos hablar y más arrimar el hombro y sobre todo hacer concesiones entre todos; pretender hacer algo grande a imagen y semejanza de unos pocos es más de lo mismo. Hoy, salvo los iluminados de la FA, los traidores andrinistas y poco más, no hay razón para que el resto no tenga un mínimo de sentido común como para dar forma a un proyecto donde, siendo falangistas, identitarios, nacional revolucionarios y lo que se tercie no podamos compartir unos mínimos que permitan que por una vez podamos hacer algo grande por España, que es nuestra obligación por encima de ideas particulares. Eso sí, un proyecto completo, que no nazca mutilado.

Dani05 -

Es cierto que para iniciar una opción política el intentar cubrir demasiados frentes es un error, pero a los españoles les preocupan mucho otros temas que si la opción política que sea no defiende no la tomarán en serio.

Dos de estas preocupaciones que no se podrían olvidar si se quiere sacar algo en claro es la vivienda y el terrorismo.

Como muy bien se ha dicho en el caracol muchas veces España no es ningún otro país de Europa, y eso hace que haya temas que no se pueden dejar de lado.

Tema principal la inmigración, de acuerdo, pero la vivienda y el terrorismo (por lo menos) tienen que estar muy presentes.

Un saludo.

Condor -

Deacuerdo con Spurius. Por otro lado, veo que se ha abandonado la etiqueta de "identitario" para pasar a la de la anti-inmigracion, es esto asi? Creo que habria que profundizar en esa atencion al trabajador autoctono, y como se indica, a las familias. Pero, denuevo, se va a dejar de lado plantear un rechazo a los separatismos? Creo que hay ciertas cosas que merece la pena tener en cuenta y que tambien interesan a mucha gente independeitemente de que no fuera a ser nuestro lema.

Spurius Ligustinos -

Quisiera ampliar un poco mi comentario anterior con algo que levantara muchas cejas pero que no por ello deja de ser cierto.

A medio plazo (cinco años), la implantación de una acción política real mediante un partido anti-inmigracion beneficiaria de igual forma a la población autóctona española/europea como a los inmigrantes legales residentes en nuestro continente. Ayudaría a un digno retorno de estos a sus países de origen, sembraría en los que están pensando en venir, una duda real sobre la conveniencia o posibilidad de inmigrar a España/Europa, evitaría tragicas muertes y serviría de modelo para otras naciones. Que, ¿he conseguido vuestra atención? Me explico.

Los que no han vivido o conocen el significado de vivir (y a vivir me refiero años no semanas o meses), fuera del país de origen, ya sea por voluntad propia, por trabajo, por estudios, por hambre, por política, etc, no saben lo mucho que se añora las cosas cotidianas. El café de la mañana, la prensa que conoces de siempre, el saludar “buenos días” y oír como te devuelven el saludo, la comida, los amigos, las mujeres, la familia, en fin TODO, todo es diferente cuando dejas tu país y lo cambias por otro.

Las cosas te podrán salir mejor o peor pero siempre, siempre es “otra cosa” y la añoranza te suele perseguir a todos lados. Por supuesto, siempre os encontrareis al típico individuo que te dice, “pues yo no hecho de menos nada de mi país”. Sí, los hay...pero son pocos.

Todo esta preámbulo, tiene como intención que por unos instantes os situéis al otro lado del problema, a como se siente y piensa la inmensa mayoría de la población inmigrante (legal o ilegal) actual en España/Europa.

No digo que hay que salir a la calle y abrazar al primer hutu, pakistaní o quechua que pase por la calle. Tampoco me refiero a que como muestra de solidaridad, se le pida la mano en matrimonio a la rolliza cubana que vive en el barrio haciéndola súbdita española, no, ambos ejemplos los dejo para los falsos “modernos”, “solidarios del mundo” y “pro-globalización” que por desgracia son muchos.

Dejo para otros mas sabios, el debate sobre las consideraciones y las diferencias existentes entre la inmigración andina, magrebí, negra o china y sus ulteriores motivos, posibles intenciones, razones, anhelos, etc. Sirva como referencia todo lo expuesto en blogias que todos conocemos y que explican el tema mucho mejor de lo que yo podría. Pero ahora, mi intención es otra.

Parte de mi intención es el plantear otra forma de ver y hacer las cosas. Y actualmente en España, repito actualmente, las cosas solo se pueden hacer bien desde la perspectiva y las acciones de un partido anti-inmigración. Solo este tipo de partido podrá legislar y ejecutar leyes presentes y futuras que realmente y sin segundas intenciones ayuden a todos a vivir mas dignamente aqui en los paises "productores" de inmigracion masiva.

Existen, dentro y fuera de España, muchos ejemplos de los beneficios y ventajas que supone una correcta utilización de la fuerza social y económica que supone una inmigración buscada controlada y permitida.

Podríamos hablar de la España de los 50 y 60 que partió hacia otras tierras o de la moderna y actual llegada de inmigrantes europeos que tiene lugar en Australia, Estados Unidos o en Canadá. Estos países se están beneficiando del potencial económico y humano (hijos, hijos e hijos) que nosotros perdemos en Europa.

Muchos pensaran, sí pero estos países logran solucionar parte de sus problemas sin tener en sus gobiernos partidos anti-inmigración. Muy cierto, pero estos países tienen algo que nosotros en España por suerte o por desgracia no tenemos, tiempo y espacio.

Algunos de estos países y sus gobernantes se han dado cuenta de que el pueblo autóctono no esta dispuesto a tolerar ciertas cosas o cambios bruscos en la estructura de la sociedad por lo que están tomando una serie de posiciones que, si bien en ocasiones son mas de cara a la galería que otra cosa, no deja de ser un pequeño comienzo de algo que puede crecer (esta tactica politica seria otro tema a debatir). No quiero extenderme mas en esto porque seguiría, seguiría y al final tendría que enlazar unas cosas con las otras y esto se convertiria en un libro "no ficcion", ademas, el trabajo diario apremia.

No quiero terminar sin mencionar que mi otra intención es saber si en este blog existe el suficiente numero de gente seria que sabe lo que quiere, que sabe como conseguirlo y que esta dispuesta a trabajar en ello o por el contrario solo hay gente que pasa el rato leyendo cosas que mas o menos colman sus necesidades diarias.

Algunos pensaran que todo esto en una gran gilípollez, entonces dejar de leer y volver al buscador de Internet para saciar vuestro apetito con el tema que sea, no me importa y esto no va con vosotros.

Para los que sigan leyendo dejare bien claro que mi principal interés no el bienestar del inmigrante, no. Parte de mi interés sí que lo es porque así son las cosas, ni mas ni menos. La mayoría de nosotros somos gente decente que tan solo desea vivir en paz con su familia, en su ciudad o pueblo sin que nadie, de dentro o de fuera, venga a fastidiar la fiesta. Mi principal interes somo nosotros, nuestras familias y nuestra nacion Europa.

Cambiar todo lo arriba expuesto y luchar por que nuestras familias, familias que hoy en dia crecen en medio de una sociedad pobre de espiritu, falta de ilusion verdadera y falsa consigan disfrutar de nuestros sacrificios, esa, es mi principal intencion.

¿Es esto una utopía? No, no lo creo, es una posibilidad que tenemos a nuestro alcance y que debemos de aprovechar no ya por nosotros sino por "los hombres que vendrán".

Condor -

Estoy de acuerdo con este articulo en varios aspectos:

1- La esteril parafernalia de la extrema derecha plada de reminiscencias guerra civilistas es un lastre que hay que dejar atras.

2- El tema de la inmigracion es vital


Pero sin embargo, creo que abarcar solo el tema de la inmigracion haria de nuestro partido algo simple, vacio, incompleto. Asi pues propongo darle matices sociales, porque por ello hablamos de inmigracion, y aunque no se haga un discurso patriotero, al menos que tampoco se reniegue y olvide que Espanha existe y tienes otros problemas. Ademas propondria anhadir temas medio ambientales (perdon de nuevo por la "nh" porque estoy usando un ordenador con teclado ingles ahora.

Y para las areas donde no hay inmigracion? muy importante, (yo soy de Cantabria) veamos el siguiente capitulo...

Por cierto, hace no mucho alguien firmo como Condor tambien... bueno, no eramos la misma persona. Podria haber un metodo para poder registrar cada uno nuestro nick?

kam -

Es necesario denunciar que la inmigración incontrolada, ilegal, y en grandes números de según que países (musulmanes) pone en peligro nuestra identidad, y puede provocar todo tipo de incidentes.
De acuerdo, pero creo que nos estamos alejando, de otro tema tan urgente como importante: LA SEGURIDAD CIUDADANA.

Y cuando me refiero a la inseguridad, lo hago tanto a la que provocan extranjeros como a la que puedan provocar los cacos made in spain.
Creo que es necesario un partido político que haga bandera de el endurecimiento de penas (cadena perpetua, penas íntegras, e incluso comenzar a sondear una corriente de opinión pública pro pena de muerte.
Ese partido político, que puede ser perfectamente el mismo que denuncia la falta de control de la inmigración, debe tener como máximo enemigo a todas las teorias buenistas penales pro delincuente, a las políticas blandas de reinserción, a la falta de medios policiales, a las leyes laxas, y los jueces progres y humanistas.

La sociedad demanda el Partido de la Mano Dura, no hay mas que ver telediarios. ¿Cuánta gente indignada por el caso Tous? ¿Qué partido ha cuestionado las leyes penales por este tema?

En Alemania hace años se presentó un partido populista, liderado por un juez, que se llamó Partido de la Ofensiva del Estado de Derecho, con buenos resultados (quizás el Caracol sepa más datos).

Por tanto esas plataformas anti inmigración ilegal, deben ser a la vez plataformas pro víctimas y anti delincuencia (tanto inmigrada como local).

Si las plataformas se limitan a denunciar que el moro roba carteras en el metro, o el chino abre el comercio contraveiniendo ordenanzas municipales, poca utilidad tendrá. Si la Plataforma, además de denunciar que no pueden venir tantos inmigrantes, pide más seguridad y se erige como promotora de la mano dura de las instituciones contra la basura delincuente, estará haciendo un gran servicio social y nacional, además de ganar réditos electorales y de apoyo.

Por un PARTIDO DE LA SEGURIDAD

tronco -

Canduela haciendo pegatas falsas si si ese es el partido que necesita España pobres incautos

Spurius Ligustinos -

Espero que este tema ponga en la “mesa” muchos comentarios e ideas de cómo concretar este tema de crear o de dar los toques finales a un partido anti-inmigración.

Un factor importante a tener en consideración, es la "necesidad" psicológica de la población a tener un techo o, puesto de otra forma, algo o alguien que le de protección y seguridad ante un peligro o amenaza. Obviamente, los partidos tradicionales (de todo tipo) están fracasando en ello y la ciudadanía pide algo que estos partidos convencionales no quieren o no pueden dar.

Creo que, la creación de un partido/plataforma/movimiento anti-inmigración paliaría en gran media tal necesidad y la ocasión esta aquí y ahora. El tema es lo suficientemente amplio y tristemente novedoso como para abarcar la mayor parte de los problemas actuales y futuros de la sociedad española (vivienda, empleo, seguridad, polución, etc).

Y sí digo futuros es que porque lo que estamos experimentado en estos momentos, por muy trágico y “la ostia” que parezca, no es nada comparable con lo que nos espera a medio plazo, repito, medio plazo. Si creemos que hemos llegado al techo con esta situación estamos muy equivocados, esto solo es el principio y va para largo (o para corto si logramos lanzar una oferta de cambio real que cale en el pueblo y en la dirección de sus votos).

Hablo por experiencia propia y con conocimiento de causa. He vivido muchos años en América del Norte, zona geográfica por excelencia del “paraíso de la inmigración” y, salvando las grandes diferencias existentes entre el tipo de inmigración y el trato que se le da a nivel social (ambos muy extensos para explicar aquí), sí que he vivido de primera mano lo que supone un problema que crece y crece hasta convertirse en una amenaza para el pueblo receptor.

Repito, la cuestión de la inmigración foránea y sus futuras consecuencias, no han hecho mas que comenzar pero, y aunque parezca increíble, si sabemos hacer nuestros deberes, tiene solución.

Como se ha comentado en otro mensaje, si no lo hacemos nosotros y pronto, “alguien” de fuera vendrá con recursos y con ganas de “controlar” esta lucha. Si esta situación ocurriese, TODOS estaríamos totalmente al margen de la política real y sin mas opción que la de dedicarnos a contarnos historias a través de blogs o emails.

A Burke:
¿Por favor dime que temas actuales son mas importantes o que no este relacionados con la llegada masiva de inmigración no europea? Hablas de un “racismo asqueroso”, en ningún mensaje de este blog he visto aparecer el mas mínimo apoyo o sugerencia de apoyo a grupos o movimientos racistas o supremacistas. En su casa cada uno será el rey pero desde luego, dentro de la idea de crear un partido anti-inmigración en España, la palabra racismo, xenofobias y odios varios no entran en consideración.

Dices que IH solo habla de temas relacionados con la inmigración, en parte te doy la razón y espero que pronto amplíen el contenido con otros temas que de hecho ya aparecen en su web. Pero volvemos a lo mismo, ¿que le preocupa hoy por hoy al pueblo español? ¿Que temas de debate no incluyen la entrada masiva de gente ilegal?

Podemos seguir dándole vueltas al tema y buscar cosas “mas importantes” con las que (tal vez) conseguir votos, también podríamos prepararnos para una lucha sin cuartel para cuando el Kali Yuga llegue o podemos ser gente seria y dejar atrás parte de nuestros intereses personales y/o partidistas y hacer política de verdad, política que logre resultados y cambios reales en nuestra sociedad y esto solo lo conseguiremos desde “dentro” y para entrar, necesitamos votos no botas.

A Lupiano:
¿Importaría al “ambiente” quien o quienes están detrás de la creación de un partido anti-inmigración?





a Falc -

En el artículo de Elcano se mencionan algunos elementos sobre la legislación electoral española. De todas formas, no nos engañemos: en todos los países -salvo quizás en Italia- eisten barreras para los grupos minoritarios.

Por otra parte, no compares la ambigüedad del CDS, la falta de "encanto" y de perfil propio de los liberales varios o el arcaismo de las extremas izquierdas, con la actualidad del movimiento anti-inmigración.

De todas formas sería absurdo que ahora recurriéramos a esta explicación para explicar nuestro fracaso. El problema no es que hayamos tenido un fracaso, sino que este fracaso ha sido misérrimo, reiterado y constante... y nosotros apenas nos hemos preocupado de rectificar nada.

Es cierto que algunos datos del artículo son erróneos (bastantes... el artículo está cortado de algunas partes), pero, en cualquier caso, lo esencial es que vale la pena pasar de tanto en tanto por la web del Instituto Elcano porque siempre hay material interesante.

La URL es http://www.realinstitutoelcano.org:9081/wps/portal


falc -

Resulta raro que un estudio del Instituto Elcano (todo junto, por favor), tenga datos no actualizados. Por ejemplo, los del Fremkritspartiet noruego, que no tiene el 15% de los votos, ha subido ya hace un año al 22,1%.
Nadie señala como variable independiente la legislación electoral española, que explica que grupos "no ultras" fracasen lo mismo, bien despojados de símbolos, bien porque nunca los han tenido. (Partido de los Autónomos, CDS, Liberales varios, regionalistas de todo tipo, SIEX -socialistas de Extremadura- , extremas izquierdas muy variadas, etc, etc, etc...)

Trajano -

Problema añadido:

O el ambiente se reconvierte en un movimiento electoral antiinmigración, abriendo el camino a un desarrollo político posterior.

O lo hará alguien de fuera con dinero y sin la menor formación política. En tal caso esta formación se monopolizaría el tema de la antiinmigración y nos dejería definitivamente desprovistos de la única posibilidad política que tenemos.

Pues sí, oligofrénico, algo de eso hay.

Oligrofenico -

Mucho hablar pero seguimos sin hacer nada de nada, que pena....

Trajano -

Sí Burke, a ti y a la gente del ambiente le puede provocar rechazo, pero, según Elcano, hay un importante sector de la sociedad española que lo demanda.

Por el contrario ese importante sector la provoca rechazo lo que tú y el ambiente (es decir nosotros)emitimos.

Es la conclusión del artículo: hay una absoluta disfunción entre lo que el ambiente propone y la gente demanda. Resultado: 0.02% de votos y bajando.

El FN es la conjunción de varias cosas que en España no tenemos, una de ellas- y no menor- es el carisma de su líder. Aquíu, ¿quién haría de Le Pen?

A asdf
Claro, Elcano, el problema es que quien lo dice empieza su mensaje escribiendo "elnombre" (todo junto).

asdf -

Elcano joder, todo junto, de Juan Sebastian Elcano, el marino, el de la vuelta al mundo...

lupiano -

Reuniones en Valencia con camaradas de Madrid???
Milá-Roberto con Cantalapiedra????

Burke -

No sé si será suficiente. Lo que yo y muchos otros tenemos claro es que no vamos a votar a un partido cuyo único programa sea frenar la inmigración o quitarles ayudas a los inmigrantes.

Hay temás igual o más importantes a los que no pienso renunciar. El FN francés ha demostrado que se puede llegar a conseguir algo sin renunciar a otros temas. Además, la gente va a asimilar un partido así al racismo más asqueroso. De hecho es el sentimiento que me invade cuando visito la página de Madrid Habitable y veo que todas las noticias y comunicados están exclusivamente relacionados con la inmigración, como si sólo les importara eso. Si ese rechazo lo tengo yo, que estoy curado de espantos, imaginaos la gente de fuera del "ambiente".

Mirada Critica -

¿Es suficiente el anti-inmigracionismo para el avance de nuestras fuerzas?

http://revoluciopatriota.blogspot.com/

Trajano -

Más claro agua.
La disyuntiva para el ambiente es:
O reconversión urgente en un movimiento antiinmigración
O sectas varias en vías de extinción acelerada.

Hay prisa y urgencia.

La opción a)- da la posibilidad de existir políticamente y poder elaborar programas y estrategias políticas más complejas en el futuro.

La opción b) = THE END.

Nosotros parimos,nosotros decidimos.


ANISAKIS -

Vale, chico, tampoco es para que te lo tomes así..

buscando en google instituto "El Cano" sale esta web:
http://www.realinstitutoelcano.org:9081/wps/portal

(ellos lo escriben todo junto), ¿o no son los mismos?

EL Patriota -

Si vuestro objetivo es solo la inmigración menuda decepción, un partido antiinmigración durará cuatro dias, tiene que ser un partido antiinmigración tipo Frente Nacional Frances, pero adaptado a España, tipo DN. El problema de DN es que por lo que estoy leyendo ultimamente se mezcla mucho con franqistas y gentuza de este tipo. Considero que tiene que ser un partido DN para que se pueda mantener durante generaciones, pero que este alejado totalmente del Franquismo.
Por otro lado comentar que un partido con un programa completo no significa que no pueda enviar mensajes claros, sino mira ERC os aseguro que nadie tiene ni idea de su programa, y os aseguro que es bastante completo (desde el punto de vista de un separatista) pero lo que la gente tiene claro con ERC son dos cosas:

-Madrid nos expolia y estamos alimentando al resto de España.
-Queremso la independencia.

Considero pues que debería existir un partido tipo DN pero alejado del franquismo y toda esta mierda.

Spurius Ligustinos -

Para Anisakis,

¿Y te quejas de que te borren los comentarios en este blog? Antes de corregir a nadie, aprende a separar el articulo del nombre y despues contribuye con algun comentario o idea constructiva.

ANISAKIS -

Elnombre de la institución a la que te refieres es "Elcano" no "EL Cano"

(para que veas que aunque siempre me borres, sigo con mucho interés tu blog)

Folgante -

Artero y ejemplificador artículo sobre lo que debería versar la lucha y la actividad de tantos militantes de partidos patriotas en los que tristemente se siguen sucediendo esas disquisiciones estériles y despliegue de parafernalia museística que no contribuye en nada a afrontar el problema más grave que aqueja a Europa y a España en particular.

Tratemos de solucionar primero esto y después vendrán otras florituras.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres