Blogia
e l C a r a c o l

ELECCIONES HOLANDESAS: DE PYN PORTUYN A GEERD WILDERS

ELECCIONES HOLANDESAS: DE PYN PORTUYN A GEERD WILDERS

Las recientes elecciones holandesas han supuesto un nuevo paso hacia la descomposición creciente de los partidos tradicionales y la irrupción de nuevas fuerzas políticas que responden mucho mejor a las necesidades de la población. En este sentido hay que celebrar la irrupción en el parlamento holandés de un nuevo partido antiinmigracionista que sustituye (y aventaja) los resultados obtenidos en las anteriores elecciones por la Lista Pym Fortuyn, el Partido por la Libertad. Vale la pena estudiar la génesis del problema de la inmigración en Holanda, la ineficacia de los partidos de la derecha liberal para arbitrar soluciones y la realidad actual del movimiento antiinmigración holandés.

La medida de a lo que ha llegado la sociedad holandesa en la pendiente “progresista”, la da la existencia de un partido que sostiene la pederastia, tema que hizo alcanzar fama mundial. Además de la pederastia, el partido “Caridad, Libertad y Diversión” defiende la presencia de adolescentes desde los 16 años en el cine pornográfico, así como el hecho de que puedan prostituirse a esa edad sin ser considerados víctimas de abuso, patrocinan la inclusión de programas pornográficos en horario diurno… pero las películas violentas quedarían relegadas a la franja de noche. Hay otra prevencion, respecto al bestialismo, proponen sancionar a los que maltraten a los animales en este tipo de encuentros… Además, pedirán que la educación sexual empiece a impartirse en las escuelas holandesas desde los 3 años. Creemos que sobran comentarios.

 

HOLANDA, EL PAIS DEL “GEDOGEN”

 

El estilo de vida holandés se basa en el llamado “gedogen”, una especie de tolerancia pragmática, inevitable en un país de pequeñas dimensiones, comprimido entre el mar y los países vecinos. Pero la “gedogen” parece haber ido demasiado lejos, mucho más de lo tolerable. Recientemente, intentó legalizarse un partido cuyo objetivo central era la legalización de la pedofilia, además, desde los años 60, éste país se ha convertido en el paraíso de la droga y la meca de todos los colgados europeos; también es el país en donde el debate sobre la eutanasia y la homosexualidad ha llegado más lejos, seguido, eso sí, a corta distancia por la España de ZP. En cuanto a la prostitución está legalizada y oficializada.

 

La “gedogen” contrasta con el rigorismo islámico en materia de costumbres y sexualidad. Y los observadores atentos del “caso holandés”, no dudábamos desde hace años que éste país iba a ser uno de los que más sufrieron la llegada masiva de inmigrantes procedentes de países islámicos. La política oficial de los sucesivos gobiernos holandeses consistía en la política del avestruz, mirar a otro lado o esconder la cabeza ante los problemas, y valorar con optimismo la situación: el modelo de vida holandés era para ellos tan excelso… que los islamistas, necesariamente, deberían asumirlo antes o después. Todo consistía en tratarlos con paños calientes.

 

Fue así como desde principios de los años 80, los gobiernos holandeses subvencionaron sistemáticamente la construcción de mezquitas, con la misma generosidad que puede hacer gala el gobierno de Arabia Saudí. Los imanes recibieron un salario del Estado sin que importara mínimamente ni lo que predicaban en las mezquitas, ni las reiteradas ofensas a la constitución y a la legislación local, que algunas aves de mal agüero empezaban a detectar. Y, como de esperar… el fenómeno se descontroló. Cuando el gobierno holandés quiso reaccionar, no tras el crimen Fortuyn, sino tras el crimen Van Gogh, ya era demasiado tarde. Como suele ocurrir: los cuervos criados terminan por arrancar los ojos del criador.

 

DOS ASESINATOS SELLAN EL FRACASO DE LA DEJADEZ

 

En Holanda existe un antes y un después del asesinato de Theo van Gogh. Antes, el modelo holandés que se había presentado como el más comprensivo y favorable a los inmigrantes, era intocable en Europa. De hecho, a Pyn Fortuyn, lo asesinó un ecologista y, por tanto, todo era un ajuste de cuentas entre “extremistas” y poco importaba que el asesinado fuera antiinmigracionista y el asesino proinmigracionista, de lo que se trataba, simplemente, era de salvar al “modelo nacional de integración”. Pero cuando el 2 de noviembre de 2004, Theo van Gogh resultó asesinado por una célula islamista magrebí, ya no quedaban dudas. El modelo holandés saltó en ese mismo momento.

 

Theo van Gogh, sobrino bisnieto del famoso pintor del mismo apellido, de 47 años de edad fue asesinado a la luz del día y en plena calle por Mohammed Bouyeri, de 26, un holandés-marroquí, de profesión traficante y terrorista. Los partidos mayoritarios holandeses intentaron “justificar” el asesinato: Van Gogh había sido nietzscheano Ens. Juventud y había atacado al cristianismo, luego se preocupó por el tema del Holocausto y algún judío se ofendió. Así pues, era un “nazi”. Al parecer, eso implica que mecería su final. En realidad, van Gogh apenas dijo unas frases en las que manifestaba que el judaísmo no puede eternamente invocar el Holocausto para justificar sus masacres en Palestina. Lo cual parece algo razonable. La cuestión es que van Gogh a finales de los noventa empezó a denunciar la intolerancia islamista en el oasis e tolerancia holandés. Su corto titulado “Sumisión”, elaborado para televisión, aludió a los malos tratos y vejaciones infringidas por islamistas a mujeres de su propia comunidad. El documental de denuncia había sido guionizado por Ayaan Hirsi Ali, una ex-refugiada somalí que se convirtió en diputada en el Parlamento holandés y fue en la anterior legislatura la voz más vigorosa contra los abusos sexuales, la circuncisión femenina y la degradación de la mujer en la comunidad musulmana. Lo comprendemos perfectamente.

 

La reacción de los musulmanes radicados en Holanda –que no de los holandeses- fue de indignación y solicitaron la prohibición del programa. Hubo un tira y afloja, Van Gogh y Hirsi Ali replicaron que lo único que pretendían era abrir un debate en la sociedad holandesa sobre la situación de la mujer islámica. E invocaron la constitución del país como garantía de la libertad de expresión. Por el momento, en ningún artículo de esta constitución se reconoce el derecho a la ablación del clítoris, a la poligamia o al desprecio a la mujer, ni hace apartados para la comunidad islámica. El documental y sus impulsores recibieron un apoyo popular y de notables del mundo de la cultura holandés. Seguramente, por aquello de la “discriminación positivo” que rige allí donde hay un progre, la policía concedió protección y escolta a Iris Ali… pero no a Theo Van Gogh.

 

Su asesino, un fanático islamista marroquí con el cerebro reseco por los versículos del Corán, reivindicó el crimen, llamó a la yihad en Europa y enumeró a las próximas víctimas. No decía, sin embargo, que cobraba una subvención del gobierno holandés en tanto que desempleado profesional. Se trató de un crimen ritual islámico: primer disparó ocho tiros a la víctima y luego lo degolló con una navaja. No era un asesino psicópata solitario, era miembro de una red terrorista internacional con amistades en toda Europa occidental, formada por ciudadanos de origen marroquí.

 

Cuando expiró Theo Van Gogh, el modelo holandés expiró también. A las pocas horas, manifestantes holandeses, exteriorizaban la ira contenida durante casi dos décadas. Protestaron delante de las mezquitas y los islamistas respondieron atacando colegios católicos e iglesias protestantes. Hoy, en Holanda, la actitud ingenua hacia el Islam se evaporó en apenas 24 h. Y de nada sirvieron las “justificaciones” gubernamentales. En las manifestaciones hostiles al fundamentalismo islámico también se recordó el nombre de Pym Fortuyn.

 

Pim Fortuyn, según una reciente encuesta sobre los diez personajes más relevantes en la historia de Holanda, ocupa la primera plaza a causa de su denuncia del islamismo, antes que Guillermo de Orange, Rembrandt von Rijn y Vincent van Gogh.

 

EL PACTO TÁCITO: NO A LA INMIGRACIÓN EN LA CAMPAÑA ELECTORAL…

 

Los grandes partidos políticos holandeses pactaron tácitamente no hablar de la inmigración mientras durara la campaña electoral. Es la habitual “conspiración del silencio” tan habitual entre los partidos vetustos surgidos en la postguerra europea. La versión oficial es que existe consenso entre los partidos mayoritarios, la realidad es que cada uno intenta arañar votos de las comunidades inmigrantes. Geert Wilders ha roto, en cualquier caso, el consenso. Y ha sido claro: "Temo que el Tsunami de la islamización llegue a Europa y a Holanda -afirma-. El Islam es una religión violenta, el Corán, es un texto violento, por tanto deberíamos frenarle el paso en Holanda. No creo en un Islam moderado, porque es una religión equivocada, pero sí creo en la gente, por eso creo que deberíamos apoyar a los musulmanes moderados, que afortunadamente, son una mayoría en Holanda."

 

Hay que señalar un detalle importante. Desde el crimen de Theo Van Gogh, y a causa de las presiones populares, el Partido Cristiano Demócrata gubernamental endureció las medidas de asilo político. Pero, de nada le ha valido a la derecha adoptar una tímida medida que, en realidad, era ambigua: por una parte se trataba de no adoptar ninguna medida que pudiera ser considerada como ofensiva por la inmigración, intentando contentar a la opinión pública muy contraria a la inmigración. En definitiva, nada. Medidas análogas a las que podría adoptar en España el PP.

 

Igualmente, el Partido de los Trabajadores de oposición, también ha evitado hacer públicamente concesiones a los inmigrantes, simplemente se ha limitado a no aludir al tema, sabiendo que cualquier referencia le podía reportar pérdida de votos inmigrantes y de votos holandeses.

 

Pero este absentismo es inútil: los pesos pesados de la inmigración no quieren ambigüedad, quieren apoyo incondicional. Uno de estos líderes de los inmigrantes ha dicho: "Tenían miedo de perder electores, han seguido el movimiento, y por eso han aceptado en el Parlamento muchas medidas discriminatorias para los inmigrantes. Por eso nos sentimos extremadamente decepcionados. No hay posiciones claras contra las medidas de expulsión, ni contra las medidas de seguridad o contra las medidas para limitar el reagrupamiento familiar"… La ambigüedad que han arrastrado centro-derecha y centro-izquierda en Europa desde 1945, no es la mejor compañera a la hora de afrontar las crisis reales.

 

LOS RESULTADOS: RETROCEDE EL CENTRO, AVANZAN LOS LATERALES

 

El resultado electoral ha sido decepcionante para los dos grupos mayoritarios: tanto el centro izquierda como el centro derecha, ganan… pero retroceden en votos y porcentajes. Los primeros han perdido una cuarta parte de sus diputados. Los tres partidos de la coalición de centro-derecha, han perdido votos y diputados, quedando algunos como residuales con apenas tres diputados.

 

Pero mientras el centro se desploma, crecen los partidos situados hasta ahora marginales. Los exmaoistas del Partido Socialista se convierten en la tercera fuerza del país, mientras que el Partido por la Libertad de Geert Wilders ha sustituido a la Lista Fortuyn. Los Verdes en retroceso, han perdido dos escaños a favor de una lista de defensa de los animales… ¿Será posible formar un gobierno estable con estos resultados?

 

Si, pero la derecha solamente podrá gobernar si cuenta con el Partido por la Libertad. En caso de prescindir de los “apestados”, corre el riesgo de caer en breve con la consiguiente desmoralización de la opinión pública, harta de soportar tres elecciones en cuatro años. Pero, incluso contando con el apoyo del PxL y sus nueve diputados, todavía les faltarían cinco más para poder gobernar con tranquilidad. Pero hay otra posibilidad que horroriza a los holandeses y que haría caer por muerte súbita a la eventual coalición: en efecto, si laboristas y democristianos llegan a un acuerdo de gobierno, los primeros exigirían… la regularización masiva de inmigrantes ilegales a los que la ministra liberal de inmigración, Rita Verdonk (VVD), decidió expulsar. Las encuestas indican que la opinión pública prefiere una coalición de derechas a una de izquierdas… a causa de las distintas actitudes ante la inmigración.

 

DE PYN FORTUYN A GERD WILDEERS: EL PARTIDO FLASH

 

El Partido por la Verdad, fundado por el diputado independiente Geert Wilders, logró cristalizar toda esta corriente hostil, no solo al islamismo, sino, sobre todo, al modelo holandés de integración. Sus dos postulados centrales son:

 

1) contra la inmigración no europea y

 

2) dureza contra el fundamentalismo islámico, incluyendo deportación inmediata de cualquier fundamentalista islámico en el momento de ser localizado y la de todos aquellos que se identifiquen con la ideología de la yihad, oralmente o por escrito.

 

En la actualidad, el 10% de habitantes de Holanda proceden de países islámicos, de los cuales un 15% simpatizan abiertamente con el yihadismo… situación que se agrava a causa de la población judía holandesa que alcanza las 50.000 personas. La intimada palestina costó una oleada de agresiones contra los judíos holandeses, en la que la comunidad marroquí se mostró particularmente virulenta. No es raro que el escritor Leon de Winter, que salió enérgicamente a defender la libertad de expresión luego de la muerte de Theo van Gogh, a pesar de el dudoso “pro-judaísmo” de éste.

 

LA GENESIS DEL MONIMIENTO ANTIINMIGRACIÓN EN HOLANDA

 

En el 2003, Wilders abandonó las filas de los conservadores liberales del VVD debido a su discrepante punto de vista sobre la adhesión de Turquía a la Unión Europea. Wilders se negó a que Turquía pasará a ser miembro de la U.E. Después del asesinato del cineasta, Wilders fue objeto de amenazas por parte de los islamistas y debió ocultarse porque los servicios de seguridad del Estado no le garantizaban la eficacia de su protección.

 

Wilders, a lo largo de la campaña electoral, comparó el flujo de inmigrantes con un tsunami. Su irrupción se produjo durante el referéndum sobre la Constitución Europea, que fue rechazada por los holandeses. Wilders fue uno de los más activos detractores del textos constitucional a causa de su ambigüedad sobre Turquía. Wilders recorrió todo el país en autobús con su propia campaña en favor del NO.

 

Antes de las elecciones, las encuestas le otorgaban 4 escaños… obtuvo, finalmente, más del doble. Además de la repatriación de inmigrantes y del cierre de fronteras, otros dos temas le han reportado el favor del electorado: la disminución del número de funcionarios y la aplicación de condenas más severas contra delincuentes.

 

¿Y la Lista Fortuyn? Tras la victoria de 2002, en la que la Lista obtuvo 27 escaños 10 días después del asesinato de su líder, este partido entró a formar parte de la coalición gubernamental y, precisamente, fue el motivo de que apenas 87 días después el gobierno cayera. En efecto, el liderazgo de Fortuyn era demasiado sólido como para que sus sucesores pudieran reemplazarlo. La Lista cayó en polémicas internas y finalmente perdió a sus elementos más activos cuando Olaf Stuger abordó la dirección. En estas elecciones, la lista no ha obtenido escaños, y ha quedado reducida a un grupo extraparlamentario que compite con otras tres formaciones más antiinmigración y con el Partido por la Libertad, en el fondo, todos ellos hijos de la misma matriz, la Lista Fortuyn.

 

El Partido para Holanda (Partij voor Nerderland), de Hilbrand Nawijn, un antiguo dirigente de la Lista Fortuyn que ocupó el cargo de ministro de Asuntos de Extranjería e Integración, no ha obtenido escaños. Nawijin está vinculado al Vlaams Belang de Philip de Winter. Su programa incluye el restablecimiento de la pena de muerte, el aumento de las penas para delitos sexuales y violentos.

 

El cuarto partido antiinmigración, que tampoco ha obtenido votos, es Una Holanda (EénNL), constituido por Marco Pastors, quien fuera concejal del partido Leefbaar Rotterdam ( Rótterdam Habitable) cuando en 2002, bajo dirección de Fortuyn, logró una gran victoria electoral. Este partido defiende la “preferencia nacional” y se ha aproximado a obtener un escaño.

 

ALGUNAS CONCLUSIONES

 

En general todos estos partidos tienen cuatro puntos en común: inmigración, integración, seguridad y Europa. Sus políticas no son diferentes y tan solo se caracterizan por incluir alguien elementos secundarios y propios en sus programas.

 

La atomización del movimiento antiinmigracionista holandés se debe, especialmente, a la brusca desaparición de Fortuyn y al brutal aumento de sus votos en 2002-3. Al faltar el líder, cada uno de los dirigentes creyó que su opción era la más segura… hasta que Geerd Wilders, ha mostrado su capacidad para igualar y superar los resultados de la Lista Fortuyn en las anteriores elecciones.

 

Esta situación demuestra muchas cosas:

 

- Los riesgos de fragmentación de toda opción antiinmigración de todo partido-flash

- El hecho de que estos cuatro partidos han alcanzado cierta relevancia en función del tema central, pero sobre todo de la relevancia en sí mismo, de sus dirigentes, que antes han sido diputados e incluso ministros.

- La fragmentación ha hecho imposible volver a llegar a los 27 diputados obtenidos en las elecciones de 2002.

- El tema de la inmigración ha condicionado el debate político en las elecciones holandesas (26.000 ilegales tienen orden de expulsión y los socialistas pretenden amnistiarlos).

- El Partido por la Libertad es la Lista Fortuyn reconvertida en una opción más estable, el electorado ha percibido esa estabilidad y le ha recompensado con su voto.

- La tendencia previsible después de esta consulta y, especialmente tras la formación del nuevo gobierno, es a una reagrupación del movimiento antiinmigracionista en una sola formación.

- Tanto la Lista Fortuyn como el PxL no son partidos clásicos: en gran medida son agrupaciones de electores y movimientos cívicos de ciudadanos que se unen en defensa de sus intereses ante determinados problemas.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Juan Carlos -

Muy bueno el artículo de EL CARACOL y muy bueno el debate ulterior. esto SÍ ES HACER POLÍTICA, al margen de canesús, ray-ban y correajes deslustrados...
ENHORABUENA!!!

Guss -

Dice Sila: “1º- La inmigración en España es relativamente reciente. No están muy lejanos los años en que éramos nosotros los que ibamos a Alemania o a la vendimia Francesa.”

Y le decimos a Sila: Ese es el problema. Que en Europa la inmigración lleva creciendo por gotea desde hace mucho tiempo y en España en poco tiempo, ha crecido en riada. En Europa se han ido habituando poco a poco, hasta que han despertado con el problema, mientras que en España en apenas 6 años, del 2000 al 2006, se han alcanzado los niveles que han tardado el llegarse en Europa ¡treinta años! El potencial explosivo de esta inmigración en España es superior al que se da hoy en Europa a causa de esta velocidad a la que la población española no se ha habituado como en Europa (a base de goteo y lentitud).

Sila dice: “2º- Teorías conspirativas a parte (en las que no entro pues no es tema de debate), se supone que en España los islamistas han causado 200 muertos en el atentado más salvaje de nuestra historia. ¿Dónde están los asaltos a las mezquitas?¿y los linchamientos a musulmanes?”.

Y le decimos a Sila: El potencial explosivo tiene que ver con el tiempo en el que se acumula, un atentado masivo no implica más que un elemento puntual. La presión en el interior de la olla no es la suficiente para garantizar el estallido. Pero hay otro elemento: no podemos alegrarnos de los estallidos de cólera y de los motines. El Ejido fue el primer toque de atención, pero no podemos ni alentar, ni estimular, motines –por razonables que sean- como el de El Ejido. La respuesta a la inmigración o a los atentados o a las redes islamistas debe ser una respuesta política. Y eso es lo que proponemos desde El Caracol.

Por otra parte: el atentado del 11-M se solapó con las elecciones del 14-M. Algunos desde el mismo día del atentado –en Krisis.info- dudamos de la autoría islámica. Hoy, más de la mitad de la población comparte estas reservas. Una cosa es terrorismo islámico (que no existe) y otra muy diferente fundamentalismo islámico (que está muy presente en la comunidad islámica residente en España).

Sila dice: “3º- Sé que según el CIS la inmigración a pasado al primer puesto de la preocupación ciudadana, pero este dato es ahora mismo coyuntural -no hay terrorismo de ETA, ni paro, ni crisis económica- por tanto es lógico que lo que eran temas secundarios escalen puestos en la escala de preocupación. Veremos que pasa si ETA vuelve a las andadas o si empeora el marco económico...”

Y le decimos a Sila: Las encuestas del CIS son barómetros de opinión en un momento dado. La inmigración está presente como problema desde 2001. Si es primer problema o tercero (desde 2003 no baja del tercer puesto) importa poco, lo que importa es que la inmigración es percibida “como problema” por una parte sustancial de la población. No creo que la inmigración sea el “único problema”, pero es de los que más se perciben como tales. Los “partidos políticos” con considerados como el séptimo problema y la seguridad ciudadana se suele considerar como el tercero… a pesar de que está íntimamente ligado al primero, la inmigración.

Lo que no puede hacerse es montar una opción que aspire a resolver problemas que no son percibidos como tales por la población. El hecho de que nosotros estemos sensibilizados por la centrifugación nacional, no quiere decir que éste sea un tema “operativo”… por que no hay mucha conciencia –aquí y ahora, no sé mañana- de su existencia. Y el razonamiento es este: si logras entrar en el parlamento gracias a la política de contención de la inmigración, desde el parlamento puedes hacer algo por evitar la centrifugación nacional, pero si tomas como tema central la centrifugación puede ser que no entres en el parlamento… y, por lo tanto tu actuación, no sirve de mucho.

Sila dice: “Además, que la inmigración sea el primer tema de preocupación no indica necesariamente una posición en contra, es decir, a muchos encuestados puedes "preocuparles" las escenas de negritos muertos de hambre y frio cubiertos por mantas tomando una taza de caldo de la Cruz Roja, osea, una preocupación "humanitaria" que no implica una postura radicalmente contraria al fenómeno en sí, si no a la dura realidad de los inmigrantes”.

Y le decimos a Sila: Aquí estamos todos preocupados por la suerte de los subsaharianos. A mi personalmente, me disgusta extraordinariamente que muera gente en el estrecho o en el Atlántico y no puedo expresar sino mi mas profundo asco a que la clase política no haga nada para evitarlo. Hay asesinos por omisión: ZP es uno de ellos en la medida en que ha generado él solito y sin ayuda de nadie, el último efecto llamada con las regulaciones masivas del 2005 y los 100.000 inmigrantes que regulariza cada tres meses desde entonces.

Dicho lo cual, tu explicación parece muy simple. Por que cuando se pregunta a los encuestados ¿cuál es su fuente de preocupación? Pueden responder: la seguridad y los derechos humanos de los inmigrantes. Y eso no se refleja así, mientras que se refleja la inmigración como problema (no lamento humanitario) y la inseguridad ciudadana que está íntimamente ligada a la delincuencia.

Por otra parte, es evidente que no todos viven este problema con la misma intensidad. Una señorona de alto copete a la que en la peluquería que han comentado que los kosovares atracan en domicilio privados, tendrá una percepción diferente a otra mujer de la clase obrera que tiene por vecinos a kosovares.

Las encuestas indican tendencias, pero no resuelven problemas; aportan datos objetivos sobre los problemas, pero no dicen como resolverlos, ni, por supuesto, si todos los que experimentan en distintos grados a la inmigración como problema, estarían dispuestos a apoyar una opción antiinmigración.

Sila dice: “4º- Insisto en que la Cultura Católica que impregna nuestro ser colectivo todavía es muy fuerte, España sigue siendo una "potencia" misionera, los españoles somos muy solidarios con todo tipo de "lo que sea sin fronteras". Son muchos siglos que no se borran de un plumazo ni con matrimonios homosexuales ni con abortos. Que uno sea ateo no implica que haya conseguido borrar de su interior toda esa carga de "cáritas y manos unidas"”.

Y le decimos a Sila: la historia francesa o la inglesa, por no hablar de la italiana, están tan impregnadas de catolicismo y cristianismo como la española. Los borbones franceses intentaron entroncar su dinastía con la de David y antes que ellos los carolingios. Los cristianos ingleses (anglicanos) siguen recordando que la madre de Constantino fue “inglesa”. El catolicismo alemán es mucho más combativo, competitivo y militante que el español, especialmente en Baviera. El que España haya evangelizado Iberoamérica hace 500-400 años, no implica que SIEMPRE haya mantenido ese espíritu evangelizador. Antes era común a toda la catolicidad y después se replegó en sí mismo en toda Europa, incluida España.

Yo creo que debemos despojarnos un poco de la esa visión menendezpidalesca de España como país hecho por el catolicismo y para el catolicismo y, por tanto, completamente diferente a toda Europa… porque en toda Europa existen historiadores conservadores que dicen exactamente lo mismo de sus respectivos países y lo argumentan.

Por otra parte, no debe perderse de vista que si bien es cierto que la herencia cultural transmite valores, no es menos cierto que los instintos tienen mucha más influencia e impacto, porque están en nuestros genes. Y los instintos fundamentales son: instinto territorial (“este es mi territorio, voy a defenderlo”), instinto de autodefensa y agresividad (“quien irrumpe en mi territorio me agrede”) e instinto de identidad (“lo semejante se reconoce en lo semejante”).

Estos instintos pueden ser atenuados por los que sostienen que el ser humano puede ser modificado artificialmente por la educación. Los progres. Las experiencias que han intentado modificar la naturaleza humana (especialmente las marxistas y sus revoluciones culturales y los “hombres nuevos” polpotianos) se han mostrado como auténticos fracasos. Hoy, es cierto que los instintos de la población, están relativamente embotados… pero están implícitos en nuestra herencia genética y en las cadenas de ADN.

Dice Sila: “5º- Sigo empecinado (tal vez en el error) en que el problema identitario de España a día de hoy no está provocado por la mezquita de la M-30 ni por los negritos del top manta. El responsable es el nacionalismo centrífugo, la traición-colaboración de los dos grandes partidos nacionales y la pérdida de valores de la sociedad. La anti inmigración puede obtener algún resultado marginal en un pueblo de Madrid asfixiado por el problema, pero dudo que obtuviese un solo escaño en el Parlamento. Pienso que puede ser un tema adicional, pero no la única idea-fuerza. Me atrae más el modelo de ciudadanos, aunque desde una óptica diferente, por supuesto.”

Y le decimos a Sila:

Creemos haberte respondido antes a esta cuestión. Ahora bien, nosotros no vamos a discutir lo que dices, sino el orden de prioridades que viene en función de la capacidad de atracción y enganche de una idea-fuerza.

Creo que las dos ideas que pueden calar con más facilidad en este momento histórico, seguidas de una tercera que cada día aparece en los medios, son:

1.- políticas de contención de la inmigración y de repatriación de los inmigrantes.
2.- la idea de que los partidos tradicionales general la tradición corrupción (“toda España es una gigantesca e inmensa Marbella”, “todos los partidos buscan servirse del pueblo en lugar de servir al pueblo”, la sociedad desconfía de los partidos y de su capacidad para resolver las cuestiones de fondo; nuestra democracia es partitocracia y plutocracia).
3.- la idea de que nuestra sociedad se cae en pedazos porque falta “autoridad” (problema de la violencia doméstica, problema de la violencia en las escuelas, problema de las toxicomanías, problemas de seguridad ciudadana, todo remite al mismo problema de fondo: volatilización del principio de autoridad, e incluso aquí cabe la interpretación del desmadre autonómico)

Creo que con estos tres temas pueden constituir las ideas fuerzas de una opción a concretar.

Tu crees que hay que insistir en la centrifugación. Yo creo que si nos centramos en este tema vamos a tener una idea-fuerza que, como mínimo precisa matizarse y mucho. Si una nación es “misión” y “destino”, no está ni mucho menos claro cuál es el destino y la misión de España en este momento histórico, principios del siglo XXI.

No sé si logro explicarme: creo que situar el tema de la unidad nacional, es inseparable de una adaptación de la idea de España al actual momento histórico. Y esto dista mucho de estar claro y meditado. Por lo tanto, es complicado poder situarlo como ariete en un programa político. Y así seguirá siéndolo mientras ese debate no se aborde y se agote.



Sila -

Siento ser una vez más la nota discordante en el foro, pero como persiste la focalización de cualquier alternativa de futuro en un movimiento anti inmigración, no puedo menos que repetirme, como el ajo.
Es cierto que en varios paises de Europa la actitud de los inmigrantes ha favorecido un brote de oposición popular, un ¡Basta ya! surgido desde lo más profundo del subconsciente colectivo. Aquí se trata el caso de Holanda con los asesinatos relatados, y podríamos citar otros como Dinamarca, Bélgica, Austria, Alemania etc.
Pero sigo insistiendo en que Spain is diferent, y eso por varios factores.
1º- La inmigración en España es relativamente reciente. No están muy lejanos los años en que éramos nosotros los que ibamos a Alemania o a la vendimia Francesa. El fenómeno, por tanto, todavía no ha acabado de cristalizar en un estallido popular, salvo el caso muy concreto de El Ejido, y hablamos de un pueblo, no de una gran ciudad ni de sus cinturones industriales.
2º- Teorías conspirativas a parte (en las que no entro pues no es tema de debate), se supone que en España los islamistas han causado 200 muertos en el atentado más salvaje de nuestra historia. ¿Dónde están los asaltos a las mezquitas?¿y los linchamientos a musulmanes?. Si 200 muertos oficialmente atribuidos al radicalismo islámico no bastan para despertar a la sociedad, ¿cuántos necesitamos?
3º- Sé que según el CIS la inmigración a pasado al primer puesto de la preocupación ciudadana, pero este dato es ahora mismo coyuntural -no hay terrorismo de ETA, ni paro, ni crisis económica- por tanto es lógico que lo que eran temas secundarios escalen puestos en la escala de preocupación. Veremos que pasa si ETA vuelve a las andadas o si empeora el marco económico... Además, que la inmigración sea el primer tema de preocupación no indica necesariamente una posición en contra, es decir, a muchos encuestados puedes "preocuparles" las escenas de negritos muertos de hambre y frio cubiertos por mantas tomando una taza de caldo de la Cruz Roja, osea, una preocupación "humanitaria" que no implica una postura radicalmente contraria al fenómeno en sí, si no a la dura realidad de los inmigrantes.
4º- Insisto en que la Cultura Católica que impregna nuestro ser colectivo todavía es muy fuerte, España sigue siendo una "potencia" misionera, los españoles somos muy solidarios con todo tipo de "lo que sea sin fronteras". Son muchos siglos que no se borran de un plumazo ni con matrimonios homosexuales ni con abortos. Que uno sea ateo no implica que haya conseguido borrar de su interior toda esa carga de "cáritas y manos unidas"
5º- Sigo empecinado (tal vez en el error) en que el problema identitario de España a día de hoy no está provocado por la mezquita de la M-30 ni por los negritos del top manta. El responsable es el nacionalismo centrífugo, la traición-colaboración de los dos grandes partidos nacionales y la pérdida de valores de la sociedad. La anti inmigración puede obtener algún resultado marginal en un pueblo de Madrid asfixiado por el problema, pero dudo que obtuviese un solo escaño en el Parlamento. Pienso que puede ser un tema adicional, pero no la única idea-fuerza. Me atrae más el modelo de ciudadanos, aunque desde una óptica diferente, por supuesto.

FairPlay -

Muy bueno el artículo y muy bueno el comentario de Castro. De todas formas creo que hay que ser muy cuidadoso respecto a las posibilidades de repetir y calcar ensayos que se dan en un país, en otros.
La discusión sobre modelos políticos es una entelequia, sirve como inspiración, pero no para ser seguido al pie de la letra.
A pesar de la globalización, a pesar de la UE, subsisten las "especificidades nacionales", incluso legislativas, que crean condiciones diferentes para la actuación política.
Comentario que no quita la felicitación a los autores de esta web y a algunos de los comentarios que aparecen que son verdaderas lecciones de ciencia política. No falléis.

Castro -

El caso holandés es el único modelo europeo de “partido-flash anti-inmigración”, como muchos se podrían añadir los casos noruegos y daneses, pero no el de austriaco (FPO-Haider-BZO) que merece un debate aparte y diferente

La irrupción de Pym Fortuny sería el ejemplo de cómo puede nacer un partido de este tipo. Los resultados de las elecciones de ayer dan respuesta a una pregunta que estaba sin contestar, ¿los “partidos-flash” están condenados a desaparecer al poco de su nacimiento o pueden transformarse en un “partido-linterna” (con una luz más continua y estable)? La respuesta ha sido afirmativa, aunque aún queda por resolver la tercera pregunta, ¿cuál es el futuro a medio plazo de un “partido-linterna”, convertirse en un partido-convencional?

Para conocer un poco mejor lo que está ocurriendo, habría que tener en cuenta ciertas características de la sociedad holandesa.

-La particular lectura del calvinismo, y su posterior laicización en la ideología de la tolerancia absoluta, hace que el holandés sienta la necesidad de “no esconder nada”, es casi una obsesión para los holandeses. Obsesión que motiva que las casas no tengan cortinas ni ventanas y que al pasear por la calle se puede ver la intimidad de los salones de cada hogar, también ahí está el origen de que las prostitutas estén en “escaparates”, aunque a la hora de ejercer corran un tupido velo.
La sociedad holandesa no es particularmente degenerada, ni pederasta ni drogadicta, los niveles normales (si es que puede hablarse de normalidad) de Europa occidental, pero sí es particularmente permisiva, pero la gedogen obliga a que todas esas taras sean sacadas a la luz pública y reguladas por la ley.

-Esta tolerancia aparentemente funcionó con los inmigrantes, todos parecía acogerlos sin problemas, hasta la llegada de dos puntos de ruptura: una situación demográfica insostenible; la constatación de que los inmigrantes, especialmente los musulmanes, no respetan esa tolerancia aunque sí la exigen para ellos. Algunos datos:

En las guarderías de Ámsterdam (0-3 años) el porcentaje de niños de origen no-holandés ronda el 80%, similar en Rótterdam.

La “justicia” prohibió a los niños holandeses llevar la bandera nacional en sus prendas de vestir para no discriminar a los niños de origen extranjero, (etnomasoquismo). Los niños musulmanes suelen llevar retratos de Bin Laden en sus teléfonos móviles.

La situación en los colegios es insostenible, las comunidades extranjeras exigen profesores de su comunidad, con el consiguiente deterioro de la calidad de la enseñanza.

Las discriminaciones positivas hacia los extranjeros en el acceso a la vivienda son más que llamativas.

Decenas de miles de holandeses emigran cada año fuera de su país ante la gravedad de la situación.

Diarios como De Telegraaf han bajado en sus ventas, simplemente porque los repartidores de periódicos, en su mayoría extranjeros, lo consideran “xenófobo” y lo tiran a la papelera en lugar de dejarlo en el buzón del suscriptor.

Cualquiera que denuncia esta situación es marginado y agredido, además del asesinato de Fortuyn y Van Gogh, cada movimiento de Marco Pastors por Rótterdam está vigilado por decenas de policías, la memoria me falla con el nombre pero una política cercana a él pagó sus discursos anti-islámicos con una silla de ruedas a perpetuidad.
Hay una simbiosis entre la violencia islámica y la violencia de una extrema izquierda fuertemente organizada y movilizada, en esta clave hay que leer el ascenso del ex maoísta SP (Partido Socialista) en estas elecciones

Este punto debe hacernos reflexionar sobre la imposibilidad de mantener posturas política demasiado ideologizadas; un FN un NPD un VB Holanda sería inviables en Holanda.

Un último elemento es la prevención del holandés hacia cualquier radicalismo, así como una cierta desideologización/despolitización de la sociedad

En resumen serían tres los motivos que habrían provocado la irrupción del partido-flash y su continuidad como partido-linterna en Holanda

1-Un tema objetivamente problemático sobre el que los partidos tradicionales no dan soluciones: la inmigración

2-Una fuerte presión social, mediática y organizativa contra cualquier articulación de partidos políticos clásicos nacionalistas y anti-inmigración. Presión que impide un trabajo político determinado

3-Una prevención social ante toda manifestación de radicalidad política.

Ahora quedaría por ver en qué medida esos elementos están presentes en la sociedad española para valorar la posibilidad de irrupción de un partido-flash local.



¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres